Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ómicron, ¿un cambio de rumbo hacia la endemia?

Expertos gallegos creen que el coronavirus podría terminar convirtiéndose en endémico, como los virus del catarro y la gripe

Varias personas, esperando en el IFEVI de Vigo para recibir la dosis de recuerdo. | // MARTA G. BREA

Si algo ha demostrado esta pandemia es su capacidad para echar abajo los pronósticos sobre su evolución. Por ello, es difícil vaticinar, sin correr el riesgo de errar, una vez más, hacia dónde se encamina con la variante ómicron, más transmisible pero menos letal, como predominante. Hay signos que parecen indicar que el COVID podría estar evolucionando de pandemia a endemia.

Pero, ¿qué significa esto? Que el SARS-CoV-2 no desaparecería, sino que se convertiría en una enfermedad habitual y/o frecuente en un determinado territorio. Algunos expertos apuntan, incluso, que se convertiría en un virus infeccioso respiratorio más, como la gripe o el catarro común.

"Estamos en transición hacia endemia, pero aún nos queda tiempo para llegar a ella"

África González - Inmunóloga

decoration

Sin embargo, la catedrática de Inmunología África González matiza que hay algunas diferencias entre el SARS-CoV-2 y el virus de la gripe. “No está claro que sea un virus tan estacional como el de la gripe, pues si recordamos, tuvimos también muchos casos en verano, con una ola muy importante”, explica la experta, que añade otras dos diferencias sustanciales entre ambos virus: del SARS-CoV-2 circulan variantes, no nuevas cepas, y ha demostrado poder generar enfermedad muy grave y secuelas importantes a largo plazo.

África González, inmunólga. Alba Villar

“En el futuro, cuando gran parte de la población mundial esté inmunizada por haber interaccionado con el virus, bien por haberse vacunado o por haber sufrido la infección, se darían algunos casos, pero de menor gravedad que lo visto hasta ahora, siempre que se mantenga la variante que está ahora mismo circulando. En ningún caso de debería minusvalorar la gravedad que puede suponer infectarse con el SARS-CoV-2. Estamos en transición hacia endemia, pero aún queda tiempo para llegar a ella”, sostiene la inmunóloga, que añade que esta no se alcanzará hasta que la mayor parte del planeta esté vacunada o inmunizada por haberse infectado y en estos momentos muchos países siguen con una expansión de casos.

"Que sea más leve y que circulen otros virus nos indica que podemos estar cerca del final"

Juan Gestal - Epidemiólogo

decoration

Juan Gestal, profesor emérito de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), es cauto a la hora de hacer un pronóstico, aunque sí ve indicios de que el COVID podría estar cambiando de rumbo hacia la endemia. El primero es que están comenzando a circular otros virus, como el de la influenza y el sincitial respiratorio, que no han circulado en estos dos años de pandemia porque el virus pandémico era el predominante y no dejaba sitio a otros. “La pérdida de esa predominancia indica una cierta debilidad del virus”, explica.

Juan Gestal Otero, epidemiólogo y profesor. Ricardo Grobas

Por otro lado, la variante ómicron, aunque mucho más transmisible, está produciendo mayoritariamente cuadros inaparentes o leves con una clínica entre gripal y catarral. “Esto también nos indicaría que se está adaptándose a nosotros. Al virus le favorece no matarnos porque tiene que vivir con nosotros. Estos dos indicadores nos hacen pensar que a lo mejor cuando bajemos de esta ola, el virus deje de circular, pero no lo sabemos”, comenta Gestal, quien es partidario de mantener las medidas de seguridad para evitar más casos y que puedan saturarse los servicios sanitarios.

  • El COVID endémico, el peor final de la pandemia

Sin embargo, que una enfermedad se convierta en endémica no significa necesariamente que sea menos mortal ni grave. El VIH, la tuberculosis, el paludismo, las hepatitis víricas, el ébola, el cólera y la tuberculosis son enfermedades endémicas en determinadas poblaciones y causan millones de muertes cada año. “La endemia es relativa a número de casos y a su estabilización, no está relacionada con una mayor o menor gravedad”, explica González.

Respecto a esto, Gestal detalla: “Todo depende de la virulencia de la enfermedad, aunque por regla general, los residentes en el territorio suelen tener contacto con el agente patógeno, a veces a unas dosis inferiores a las que son capaces de producir la enfermedad, que les va produciendo una cierta inmunidad”.

Compartir el artículo

stats