Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 230.000 gallegos viven en concellos con riesgo alto y extremo de contagio

Son el 8% de la población | Galicia supera los dos mil contagiados | La tasa de positividad se dispara a casi el 10%, el doble de lo estimado para tener la pandemia controlada

Administración de la tercera dosis de la vacuna contra el COVID, el viernes en el Ifevi. | // MARTA G. BREA

La Xunta pretende imponer antes de las Navidades el pase COVID para entrar en restaurantes y cafeterías, y así animar a los no vacunados (el seis por ciento de la población diana) a ponerse la inyección contra el coronavirus porque la sexta ola sigue disparada. Los contagiados ayer ascendían a 2.259, frente a los 1.077 de una semana antes. Arrancamos la semana con 136 nuevos casos de COVID y ayer fueron 360, casi el triple y además Galicia acumula 20 jornadas consecutivas de aumento de casos activos de COVID. Y el dato más preocupante, la tasa de positividad se ha disparado al 9,79%, casi el doble del umbral que fija la OMS para considerar la pandemia descontrolada. El lunes el porcentaje era del 3,93%.

Pero la situación es desigual, según los concellos. En Galicia, ya hay 15 concellos en riesgo extremo por coronavirus, uno de ellos es la ciudad de Ourense y la mayoría están en esta provincia. De Pontevedra, sólo Forcarei y en A Coruña, Fene. Son 142.334 los gallegos que viven en estos municipios.

Además hay 87.711 gallegos que viven en 24 municipios con riesgo alto de contagio, según el semáforo aún vigente del Ministerio de Sanidad. La semana próxima podría aprobarse otro, que alteraría la relación, pues es más laxo con las cifras. Con el actual, se considera que hay peligro cuando la incidencia a catorce días supera los 250 contagios por cada cien mil habitantes y fija el riesgo alto, con una incidencia de entre 150 y 250 casos.

Entre los concellos en riesgo alto, abundan de nuevo los municipios de Ourense (Xinzo de Limia, Laza, A Merca, ...) y muchos menos de Pontevedra sólo Arbo, Ribadumia y Salceda de Caselas), A Coruña (Oza, Ponteceso, ...) y Lugo (Friol, ...).

En total, son 230.045 los gallegos que residen en municipios con riesgo alto y extremo por COVID. Son el 8,5% de la población de la comunidad. Los gallegos de 85 consistorios viven en riesgo medio, los de 41 municipios en riesgo bajo y 148 aún están en lo que se cosidera nueva normalidad, pues su incidencia a catorce días está por debajo de los 25 casos.

De las siete ciudades, cinco están en riesgo medio (Vigo, Pontevedra, Lugo, A Coruña y Ferrol), una, en bajo (Santiago) y Ourense, en riesgo extremo.

La diferencia entre esta ola y las anteriores es la vacunación. La gran mayoría de los gallegos de la población se han puesto la vacuna y ya ha comenzado la administración de las dosis de refuerzo. De este modo, quien contrae la enfermedad tiene síntomas leves y moderados que le permiten pasar la enfermedad en casa.

En todo caso, los hospitalizados en Galicia también suben desde la semana pasada, con 14 hospitalizados más, 63 en total. Son cuatro más en un día. Se mantienen 12 personas ingresadas en UCI por COVID en toda Galicia y aumentan a 51 las hospitalizadas en otras unidades --cuatro más--.

La mortalidad también está en fase de contención. En lo que va de mes han fallecido diez personas, pero seguramente ya superará la cifra de octubre (14), pero lejos de las 68 muertes de septiembre y de las 106 de agosto.

Las personas fallecidas diagnosticadas con coronavirus desde el inicio de esta pandemia en el conjunto de Galicia se mantienen en 2.662, al haber notificado ayer la Consellería de Sanidade una víctima más.

Compartir el artículo

stats