Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 6% de no vacunados supone la mitad de los ingresados en uci por COVID en Galicia

Vacunación contra el COVID-19, ayer en Campolongo, Pontevedra. Gustavo Santos

La sexta ola continúa su ascenso en Galicia y avanza según las previsiones del Sergas, que teme registrar 400 nuevos casos diarios la próxima semana. Ayer se notificaron 295, mientras que el número de personas que tienen la infección, 1.975, casi duplica el de hace una semana, 993. Respecto al comienzo del mes se han duplicado los hospitalizados, 12 en uci y 47 en otras unidades de hospitalización, pero gracias a las vacunas el 97% de los casos activos pasan el coronavirus en sus casas. Ayer se notificó un nuevo fallecimiento, el de una mujer de 90 años que falleció el jueves en la Clinica Santa Teresa de Ourense.

La comunidad registra 295 contagios en un día y duplica los casos activos respecto a hace una semana | Comesaña espera que se apruebe la vacuna a los niños “lo antes posible”

El 50% de los ingresados en unidades de cuidados intensivos (uci) con COVID-19 en Galicia forman parte del grupo de no vacunados, alrededor del 6%. Ese colectivo minoritario supone también el 20% de los ingresos hospitalarios por coronavirus. Son datos aportados ayer por el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, quien insistió en que “la vacuna es la herramienta más importante para luchar contra el virus”, y que todo el “esfuerzo” del Sergas “va dirigido a tratar de vacunar a esas personas”.

Menores de 12 años

El porcentaje de no vacunados en uci en Galicia difiere un tanto con la media nacional, que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, cifró ayer en el 60%, tras haber citado un 70% hace unos días. Hay que recordar que la cobertura vacunal en Galicia (93,66% de la población diana) es alrededor de cuatro puntos más elevada que la media española.

A mayor porcentaje de vacunados, menos proporción de no vacunados habrá en los hospitales, y en una situación del 100% de vacunados, todos los hospitalizados habrían recibido la inyección. El Sergas apunta a ese objetivo ideal, y por ello García Comesaña espera que la vacuna para los escolares menores de 12 años pueda administrarse “lo antes posible”.

El conselleiro reconoció que una alta proporción de los contagios actuales se registran entre los menores de 12 años, y por ello “preocupa el ámbito educativo”. Sin embargo, se apresuró a matizar que “los brotes no se están centrando especialmente en los colegios”. “Esperamos noticias en las próximas semanas”, dijo, por parte de la Agencia Europea del Medicamento para que avale las vacunas infantiles. “Hablamos del entorno de dos o tres semanas”, precisó.

García Comesaña realizó estas declaraciones en el punto de vacunación masiva de Pontevedra, el edificio administrativo de la Xunta situado en el barrio de Campolongo, dado que el anterior “vacunódromo” de la ciudad, el Recinto Ferial, está ocupado.

Galicia reabrió ayer los grandes centros de vacunación masiva en las áreas sanitarias para avanzar en la administración de la dosis de refuerzo contra el COVID-19 para los mayores de 70 a 79 años (unos 291.000 gallegos) y de la población inmunizada con el fármaco monodosis de Janssen (unos 122.700 ciudadanos).

Solamente han cambiado la ubicación de los centros de vacunación masiva en el área de Pontevedra y O Salnés, mientras que en las otras seis se mantienen los mismos que en la primera parte de la campaña de vacunación.

Ya es necesario el certificado para las visitas al hospital

Con la publicación, ayer, de esta medida en el Diario Oficial de Galicia (DOG), ya es necesaria la presentación del certificado COVID para las visitas y acompañantes, mayores de 12 años, de los pacientes ingresados en hospitales públicos y privados. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) autorizó ayer este requisito. Estará vigente al menos hasta las 00.00 horas del 4 de diciembre. La exhbición de este documento, que no será preceptiva en centros de salud ni consultas, cumple “la función de evitar contagios y minimizar los riesgos”, señalan los jueces, que argumentan que es “una evidencia científica” que la transmisión del COVID-19 entre los vacunados es “mucho menor a la de los no vacunados”. En Galicia ya es obligatorio presentar este certificado en el ocio nocturno y en los albergues de peregrinos y la Xunta estudia volver a pedirlo para acceder a la hostelería y los eventos masivos en interiores.

Los hosteleros piden ya indemnizaciones

No se han acordado restricciones para la hostelería, pero el sector, que se reunirá con representantes de la Xunta el próximo lunes, reclama ya compensaciones ante las posibles medidas que se puedan decidir en dicho encuentro. El presidente de la Federación Gallega de Hostelería, Cheché Real, apuntó ayer la necesidad de que se pongan encima de la mesa “indemnizaciones”. “No queremos ayudas. Si nos dicen que hay que cerrar, limitar o restringir lo hacemos, pero que nos indemnicen”, manifestó en Lugo el portavoz del sector. “Si a ti te causan un daño, te tienen que resarcir de ese mal que te están causando. Y a nosotros nos lo están causando desde hace dos años”, argumentó, en declaraciones a Europa Press. Real volvió a pedir, “como hace meses”, que “antes que limitaciones en aforos o superficies de empresas, se pida el certificado COVID para garantizar dentro de lo posible la seguridad de los establecimientos y para sacar partido al hecho de vacunarse”. En este sentido, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ratificó que las decisiones para la hostelería se tomarán “en función de las características de cada establecimiento y tipo de local y no por la incidencia acumulada de cada ayuntamiento”.

Compartir el artículo

stats