Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia alcanza 5 millones de muertos con Europa como epicentro de los contagios

El número global de casos y decesos sube por primera vez en dos meses | El frío y la baja vacunación hacen mella en el este | Reino Unido empeora pese a la alta cobertura vacunal

Pacientes de COVID-19en un hospital de Tver,en Rusia. TATYANA MAKEYEVA

La pandemia de COVID-19 sumará hoy 5 millones de muertos, según la estadística de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EE UU), considerada de referencia mundial. Ayer se registraban 4.993.483 decesos por coronavirus en todo el mundo, y en las últimas cuatro semanas esta cifra ha aumentado a razón de más de 7.000 al día, por lo que es previsible que a lo largo del día de hoy se supere el triste total de 5 millones.

Con todo, es más que probable que esta cifra se quede muy corta respecto a la real debido al infradiagnóstico, especialmente en los países menos desarrollados. La revista “The Economist” calculó que el pasado 21 de septiembre habían muerto de coronavirus en el mundo 15,6 millones de personas, el triple de la estimación de la Universidad Johns Hopkins. Solo en España, que es un país avanzado con buena capacidad diagnóstica, existe un desfase de alrededor de 21.000 muertos entre la cifra del Ministerio de Sanidad, 87.368 fallecidos a 29 de octubre, y las cifras oficiales de las comunidades autónomas, que suman más de 108.000.

El mundo alcanzó el primer millón de fallecidos por COVID-19 el 28 de septiembre de 2020, más de seis meses después de la declaración de pandemia, el 11 de marzo de ese año. Para el segundo millón, alcanzado el 15 de enero de 2021, transcurrieron más de tres meses y medio. El tercer millón de muertos se registró el pasado 17 de abril, tres meses después del anterior hito; y el cuarto millón llegó solo 82 días después, el 8 de julio, tras la propagación de la variante delta.

Coincidiendo con el avance de la vacunación en los países desarrollados y el verano en el hemisferio norte se desaceleraron los fallecimientos. Así, entre el cuarto y el quinto millón de muertos han transcurrido casi cuatro meses, en concreto 115 días.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el pasado jueves que el número global de casos notificados y muertes por COVID-19 está ahora aumentando por primera vez en dos meses, impulsado por un incremento continuo en Europa. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que estos datos ponen de manifiesto que la pandemia de COVID-19 “está lejos de terminar”.

Tedros recordó que se han administrado 80 veces más pruebas, y 30 veces más vacunas, en los países de altos ingresos que en los de bajos ingresos.

Siendo esto cierto, el epicentro de los contagios en el mundo está en Europa, donde el acceso a estas medidas farmacológicas está garantizado, pero donde algunos países registran bajos índices de vacunación por la desconfianza o el rechazo de la población frente a las vacunas. El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) advirtió el pasado viernes que la incidencia en las últimas dos semanas ha subido un 23% hasta 233,3 casos por 100.000 habitantes.

Letonia encabeza la lista con una incidencia de 1.640,58 casos por 100.000 habitantes, seguida por Estonia (1.353,45) y Lituania (1.320,25). En estos países bálticos el índice de vacunación es de entre el 55 y el 65%, aproximadamente el doble que el de Bulgaria y Rusia, que ahora es el epicentro de la pandemia con cifras diarias de muertos superiores al millar desde hace dos semanas.

Los rusos iniciaron ayer una semana de vacaciones retribuidas junto con otras restricciones para tratar de frenar el avance del coronavirus, que el viernes registró una cifra récord de positivos, 40.251, y 1.160 decesos.

Sin ser ni mucho menos tan dramática como en Rusia, la situación epidemiológica está empeorando en casi todos los países de Europa occidental, donde se reduce la vida al aire libre con la llegada del frío. La permanencia en interiores mal ventilados aumenta el riesgo de contagio, como ha recordado esta semana la jefa de la unidad técnica anti-COVID de la OMS, María Van Kerkhove.

El ECDC considera la situación en diez países (Austria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Islandia, Noruega, Polonia y Portugal) de “preocupación moderada”; en dos (Italia y Suecia) de “baja” y en Malta y España, de “muy baja”. Con datos del pasado viernes, Galicia es una de las regiones de Europa con menor incidencia a 7 días, con 11 casos: solo Extremadura, Kosovo y Kainuu (Finlandia) presentan mejor indicador.

Al margen de este espacio epidemiológico europeo se sitúa Reino Unido, con un 79% de vacunados, pero sin mascarillas ni otras restricciones. Una de cada 50 personas en Inglaterra y 1 de cada 40 en Gales tenían COVID esta semana. La media diaria rondó los 40.000 contagios y los 180 muertos esta semana, y los expertos siguen reclamando medidas para frenar el avance de la enfermedad. Parece que el virexit no ha salido del todo bien.

H España, con 49 de incidencia acumulada y el 88,6% de su población diana con pauta completa es el país europeo con la mejor situación.

1 España, en posición de privilegio

H La peor situación se da en los países bálticos y del este, especialmente Rusia y Bulgaria. Reino Unido registra unos 180 muertos diarios.

2 Empeoramiento en el este y en Reino Unido

cautela ante el invierno

H La OMS teme una nueva ola de casos en el hemisferio norte con la llegada del frío, al pasar la población más tiempo en interiores.

3 Preocupa el mayor tiempo en interiores

la cifra

H Han transcurrido 115 días entre la fecha en que se alcanzaron los 4 millones de muertos y la de hoy. Entre los 3 y 4 millones pasaron solamente 82 días.

115días entre los 4 y 5 millones

Compartir el artículo

stats