Según el informe “Envejecimiento en Red” de 2019 del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 400.000 personas con una edad media de 80 años, dependientes o en situación de vulnerabilidad, viven en las más de 5.000 residencias que existen en España. Se trata de una población especialmente vulnerable con una elevada morbilidad y mortalidad: más del 80% sufren condiciones crónicas complejas y avanzadas, hasta un 60% padecen demencia, y existe una alta prevalencia de necesidades psicosociales y espirituales difícilmente atendidas.

Ante esta realidad, la Fundación ”la Caixa” ha ampliado y extendido su “Programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas” a residencias de ancianos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentran en un proceso de enfermedad avanzada y a sus familiares. Actualmente el programa ya se desarrolla en 113 residencias de toda España. Tres de estas residencias son de Pontevedra: Domusvi Vigo, Doral Residencias y Residencia Salvatierra.

El programa lo desarrollan 44 EAPS (Equipos de Atención Psicosocial) que pertenecen a entidades sociales y sociosanitarias de reconocido prestigio en sus respectivas comunidades autónomas, formados por más de 230 psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos, agentes pastorales, y más de 1.000 voluntarios, actuando en 132 hospitales de toda España y 133 unidades de apoyo domiciliario. En Pontevedra el programa lo realiza el equipo de AECC Pontevedra que actúa en el Hospital Álvaro Cunqueiro, el Hospital Povisa de Vigo y en cinco equipos domiciliarios. Lo forman cuatro psicólogos y un trabajador social. Desde sus inicios, en Pontevedra, han sido atendidos 7.022 pacientes y 7.964 familiares. La extensión del programa en las tres residencias de Pontevedra se está llevando a cabo con la incorporación de un psicólogo, dedicado exclusivamente a la atención en la residencia. Desde que empezó hace unos meses, han sido atendidas 105 personas: 58 residentes y 47 familiares.

“Hoy es más necesario que nunca un modelo de atención centrado en la persona y que proporcione soporte a los residentes y a sus familiares, así como a los profesionales y organizaciones”, afirma Marc Simón, subdirector general de la Fundación ”la Caixa”.