Galicia volvió a batir ayer un nuevo récord de contagios en esta quinta ola, con 1.593 nuevos casos en las últimas 24 horas, lo que eleva a 15.109 los casos activos. Asimismo, y según los datos de la Consellería de Sanidade, los pacientes hospitalizados por COVID-19 repuntan a 212 –37 más que la jornada anterior–, de los cuales, 23 se encuentran en la UCI, uno más que la anterior jornada. Ayer se notificaron tres fallecimientos, una mujer de 85 años en el Chuac (el 22 de julio); otra de 94 en el Chuo (el 23); y un hombre de 94, ayer en el Chuvi. Los tres tenían patologías previas. El total de decesos asciende a 2.447.

Respecto a los ingresos, el gerente del área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras, Félix Rubial, aseguró ayer en rueda de prensa que el número de ingresos está aumentando y que ha cambiado el perfil del paciente de esta quinta ola, que ha pasado de ser esencialmente joven a personas mayores. De hecho, especificó que el 40% superan los 70 años y están vacunados.

La tasa de positividad en la comunidad se mantiene en un 14%. Galicia alcanza 30 jornadas consecutivas de aumento de casos activos, que ascienden a 15.109, que implican 1.146 más que la jornada anterior, al haber más contagios (1.593) que altas hospitalarias (446). Con respecto a hace siete días, las infecciones activas suponen algo menos del doble, ya que el pasado 16 de julio había 8.319.

Por áreas sanitarias, los casos aumentan en todas, aunque en mayor medida en la de Vigo (+379), seguida de A Coruña y Cee (+220), Santiago y Barbanza (+162), Lugo (+134), Pontevedra y O Salnés (+130), Ferrol (+65) y Ourense (+56). De este modo, el área de Vigo sigue a la cabeza con 3.544 casos activos; seguida de la de Pontevedra y O Salnés, con 2.615; A Coruña y Cee, con 2.591; Ourense, con 2.341; Santiago y Barbanza, con 1.883; Lugo, con 1.498; y Ferrol, se mantiene a cola como la única por debajo del millar, con 637.

Casi el 67% de la población diana tiene la pauta vacunal completa. Más del 75% tiene una inyección.