Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una bienvenida no exenta de riesgos

Un hombre señala el panel de llegadas a Barajas, ayer.

Los turistas británicos llegan ya a España sin test negativo ni cuarentena pese al rápido aumento de la variante india en Inglaterra

Los turistas británicos entraron ayer en España “sin restricciones ni requisitos sanitarios”, tal y como anunció el pasado viernes el presidente Sánchez. Lo hicieron en 24 vuelos, la mayoría a Palma de Mallorca, pero también a Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia. Muchos pisaron suelo español sorprendidos porque no sabían que no se les requeriría PCR ni test de antígenos, ni mucho menos cuarentena. La alta vacunación y baja incidencia en Reino Unido ha permitido recibir con los brazos abiertos al país que más turistas envía a España, incluso cuando la sanidad inglesa acaba de publicar un informe sobre la variante india que varios científicos han calificado de muy preocupante. Galicia no será una excepción: los visitantes británicos están exentos de la obligación de rellenar el formulario de registro de viajeros.

España abre sus fronteras a los turistas del Reino Unido Agencia ATLAS | Foto: EFE

España es el único país turístico mediterráneo que acepta británicos sin PCR, algo que no hacen Italia ni Grecia. Esta decisión ha sido cuestionada por expertos como Jeffrey Lazarus, epidemiólogo e investigador del ISGlobal de Barcelona: “No entiendo la idea de abrir España para los británicos y no requerir un test negativo”, señaló en una entrevista a FARO publicada el pasado 16 de mayo.

La noche del sábado, mientras media Europa veía Eurovisión, el departamento de salud inglés publicaba su informe sobre variantes poniendo en rojo dos puntos de su evaluación de riesgo sobre la variante “india” B.1.617.2: transmisibilidad y evidencia de reducción de la efectividad de las vacunas. Se contabilizan más de 3.400 casos totales de variante india en Reino Unido.

El momento de la publicación del informe fue criticado por prensa e investigadores. El diario “The Guardian” había publicado que el Gobierno de Boris Johnson trató de silenciar los datos sobre los brotes escolares en varias zonas de Inglaterra. En Bolton, al noroeste, los casos se han disparado entre los niños de entre 10 y 14 años. En ese tramo de edad, la incidencia ha pasado de poco más de 50 a 700 en el último mes. Blackburn y Bedford experimentan notables incrementos. El informe de Public Health England no incluye datos sobre los colegios, donde no existe la obligatoriedad del uso de mascarillas, pero sí dibuja un panorama preocupante de la variante B.1.617.2: aumenta en casi todas las regiones, y su tasa de ataque secundaria (la proporción de contactos que se contagian) es cuatro puntos mayor (12.5% frente a 8.1%) que la de la variante británica B.1.1.7, dominante en España.

La tasa de crecimiento de la variante india es el doble que la británica, algo que puede deberse a varias razones, como la mayor transmisibilidad o cierto escape a la inmunidad. “La variante posiblemente ha ganado dominio en muchas regiones: Londres, el sureste y el noroeste”, señaló en su cuenta de Twitter la epidemióloga Deepti Gurdasani, de la Queen Mary University de Londres.

El informe oficial inglés alerta sobre la transmisibilidad y la menor eficacia vacunal

La vacuna de AstraZeneca, que supone dos tercios de las administradas en Inglaterra, demuestra una eficacia de solo el 33% contra esta variante con una sola dosis, y del 60% con dos dosis. Reino Unido tiene el 56% de su población diana con un pinchazo y el 32% con dos. El grupo independiente de científicos Sage ha advertido que una variante altamente transmisible y con cierto nivel de escape podría conducir a niveles de hospitalizaciones superiores al pico de enero si se continúa con la desescalada, incluso con el ritmo actual de vacunación. Está previsto que se retiren todas las restricciones el 21 de junio.

FARO preguntó a Sanidade si iba a establecer algún control especial sobre los turistas británicos o alguna medida adicional para evitar la transmisión de esta variante B.1.617.2 en Galicia que pueda derivarse de los viajeros procedentes de Inglaterra. Fuentes del Sergas respondieron que en Galicia existe un formulario de obligada cumplimentación para todas aquellas personas que entren en la comunidad procedentes de zonas que, por su situación epidemiológica, sean consideradas de riesgo. La última actualización es del 29 de abril, por resolución de la Dirección Xeral de Saúde Pública, y en ella no figura Reino Unido. “El hecho de que en la actualidad los pasajeros procedentes del Reino Unido no necesiten presentar este requisito sanitario se debe a la situación epidemiológica actual de ese territorio, que lo excluye del listado de zonas de riesgo”, apuntan desde el Sergas.

Si bien la incidencia de Reino Unido es incluso menor que la de Galicia, la presencia de la variante india podría hacer cambiar la perspectiva.

El portavoz sanitario del Gobierno, Fernando Simón, restó ayer importancia a la cuestión. “No hay circulación de esta variante india, más allá de algún caso concreto”, dijo. “Ahora mismo solo una [variante] es de interés y en los próximos días podrá ser una preocupación. Por ahora, no debería escapar a la inmunidad de las vacunas –afirmó, en contra de lo apuntado por el informe oficial británico–. Si es algo más transmisible, se compensa vacunando a más población”.

Londres recomienda no viajar a España salvo verdadera necesidad

Mientras España se abre incondicionalmente a los turistas británicos, los destinos españoles continúan en la lista ámbar del Reino Unido. “Ámbar significa no ir, salvo por verdadera necesidad”, dijo ayer secretaria de Estado de Empresa del Reino Unido, Anne-Marie Trevelyan. En declaraciones a Sky News, Trevelyan recordó que Boris Johnson, “ha sido claro” en que no se puede hacer viajes de ocio a destinos incluidos en la lista ámbar, entre ellos España, Francia o Italia.

Los viajeros a lugares en “ámbar” deben aislarse diez días y hacerse un mínimo de dos pruebas diagnósticas a su regreso al Reino Unido. Esto retraerá a muchos turistas, aunque algunos de ellos señalaron ayer, a su llegada a Palma de Mallorca, que no les importaba mucho guardar cuarentena al estar jubilados. Easyjet y Ryanair han aumentado sus vuelos a España, pero algunos operadores turísticos, como Tui, han optado por esperar.

Por su parte, el secretario de Estado de Turismo de España, Fernando Valdés, dijo en declaraciones también a Sky News que confía en que, gracias a la vacunación y a la bajada de la incidencia, España pueda ser añadida a la lista verde en la próxima revisión de Londres, a principios de junio.

Alemania veta a los británicos y Francia estudia restricciones

El Gobierno alemán, a instancias del Instituto Robert Koch de virología, declaró el pasado sábado Reino Unido como “zona de variantes”, lo que se traduce en la prohibición general de la entrada de viajeros procedentes de ese país a Alemania.

La reglamentación alemana establece la prohibición general de viajar a Alemania desde zonas de variantes, con ciertas excepciones. Por ejemplo, los alemanes que estén en Reino Unido pueden regresar a su país, pero no podrán acortar la cuarentena, de dos semanas, a través de un test negativo.

Un portavoz del Ministerio de Salud germano explicó que “para seguir reduciendo el número de infecciones hay que evitar que las variantes del virus pongan en peligro este desarrollo positivo. Es necesario para evitar la rápida propagación de la variante india en Alemania”, subrayó.

Mientras, Francia baraja excluir al Reino Unido de la “lista verde” de países exteriores a la UE con los que no habrá restricciones a los viajes cuando se reabran las fronteras. “Nos queda una interrogación británica”, ya que “estamos muy vigilantes” por la evolución allí de la variante india, dijo el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

Compartir el artículo

stats