Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta abre la puerta a celebrar conciertos de hasta 10.000 personas

Sería a partir de julio, al aire libre, con público sentado y sin interacción social | Feijóo recuerda que los visitantes que no se registren se exponen a una multa de 3.000 euros

Un concierto en el Monte do  Gozo de Santiago antes de la pandemia.

Un concierto en el Monte do Gozo de Santiago antes de la pandemia. Óscar Corral

Conciertos de hasta 10.000 personas en espacios grandes al aire libre, con estricto control de entrada y salida para evitar aglometaciones, público sentado y sin interacción social. Es el escenario planteado ayer por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que puso como ejemplo el auditorio del Monte do Gozo, con capacidad para 50.000 personas, y los conciertos del Xacobeo, aunque la medida puede extrapolarse a recintos similares, como Castrelos. Sería a partir de julio, con la mitad de la población diana ya vacunada, y si el descenso de incidencia sigue su actual curso, algo que Feijóo puso en duda. “Estamos en un periodo de transición, pasamos de un estado de alarma muy conservador a nada”, advirtió ayer en una entrevista a la Radio Galega. “No puedo asegurar que vayamos a seguir desescalando, dentro de 14 días tomaremos la decisión”, añadió respecto a la posibilidad de ampliar aforos en la hostelería.

Respecto al turismo, Feijóo recordó que funciona desde Navidad el registro de viajeros en la web del Sergas, para visitantes de territorios con una incidencia acumulada el doble que la gallega, y que aquelllos que lo incumplan se exponen a una multa de 3.000 euros.

El presidente de la Xunta recomendó a los dueños de bares y cafeterías que compren un medidor de CO2, al igual que los restaurantes, ya que esta medida de control del aire exhalado “ha llegado para quedarse”. El cliente, al ver el aparato, “se siente más seguro” y seguirá siendo útil en el otoño e invierno de 2021, ya que entonces prevé que “se romperán todas las fronteras y puede haber personas que no tengan la vacuna”. En cualquier caso, quien disponga de estos artefactos tendrá “más posibilidades” de ver ampliado el aforo de su local, según propondrá al comité clínico.

Sobre el ocio nocturno, argumentó que está cerrado en toda España por una orden de Sanidad de agosto pasado. “Ante la eventualidad de que Sanidad levante la prohibición podemos empezar a diseñar protocolos”, dijo Feijóo, que citó la experiencia piloto para probar la seguridad y una línea de 4 millones de euros de ayudas directas para este sector.

Preguntado sobre si el fin del estado de alarma sin alternativa legislativa creará un “caos jurídico”, el titular de la Xunta respondió que “ya estamos en él”. “Lo lógico hubiera sido, dado que llevamos un mes o mes y medio de retraso en el plan de vacunación, tener instrumentos para las próximas 3 o 6 semanas, ser un poco más prudentes, pero no conseguimos que el Gobierno regulase la pandemia durante estos últimos 14 meses”, lamentó Feijóo, que volvió a criticar la decisión del Ejecutivo central de recurrir la Ley de Saúde gallega. “No obliga a vacunar, eso es un falso eslogan de principio a fin”, afirmó el titular de la Xunta, que confió en que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia avale la restricción de reuniones únicamente a convivientes entre la 1 y las 6 horas, entre otras medidas.

Caballero pide un plan de apertura de negocios

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, reclamó ayer a la Xunta presidida por Alberto Núñez Feijóo que articule un plan de reapertura de “pequeños negocios que cerraron a raíz de la pandemia”. En declaraciones remitidas a los medios, el líder socialista contrasta la política de “brazos caídos” de la Xunta con la del Gobierno de España, ya que en las próximas semanas llegarán “más de 200 millones de euros en ayudas directas” para pequeñas empresas y autónomos gallegos. Por ello, Gonzalo Caballero considera que el Ejecutivo autonómico debe aprobar “inmediatamente” un programa de reapertura de negocios que tuvieron que cerrar por el coronavirus, con el objetivo de generar empleo y que las familias “tengan ingresos mes a mes”. “La Xunta no puede seguir de brazos caídos. Las pequeñas empresas y los autónomos necesitan respaldo para poder reabrir”, insiste el líder del PSdeG.

Compartir el artículo

stats