Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mano amiga en la ‘era covid’

Las solicitudes de ayuda a la Fundación Andrea crecen durante la pandemia

Una sesión de fisioterapia de la Fundación Andrea.  | // FOTO CEDIDA

Una sesión de fisioterapia de la Fundación Andrea. | // FOTO CEDIDA

La crisis económica generada por el COVID-19 está haciendo que organizaciones como la Fundación Andrea, que presta apoyo a menores con enfermedades de larga duración, crónicas o terminales, tengan que redoblar sus esfuerzos para atender una mayor demanda en un tiempo en el que obtener fondos se complica debido a lss restricciones. Según la memoria anual de esta fundación, durante los meses de la pandemia las solicitudes de ayuda de familias se incrementaron un 30% por ciento.

“El motivo no es un aumento de niños enfermos, sino que muchas familias se ven económicamente comprometidas por ERTE y despidos. Estamos encontrándonos con una situación muy parecida a la de la crisis de 2008”, afirma Amaya Castro, directora de esta organización.

Paralelamente a este incremento de demanda, la fundación ha tenido que suspender todas las actividades solidarias programadas este año en distintos puntos de Galicia. La última, su Gala de Navidad, el “pulmón” de la recaudación de la fundación. A pesar de todo, ha mantenido su progama de ayudas. “Muchas de las becas que damos son indispensables para la correcta evolución de las patologías de estos niños y en estos momentos no podemos cerrar la puerta a ninguna familia”, explica Castro.

Así, “Las casitas”, donde se alojan las familias durante el periodo de hospitalización del niño en el CHUS de Santiago, han continuado en todo momento y se prevé que cierren el año con 200 familias acogidas. “Atendemos a familias de toda Galicia, ya que el hospital de Santiago sigue siendo un centro de referencia en muchas enfermedades pediátricas. Los niños siguen enfermando por otras enfermedades y muchos necesitan nuestra ayuda”, explica.

Asimismo, durante 2020 ha otorgado 300 becas de manutención y 55 becas de ayuda familiar para sufragar sesiones privadas de fisioterapia, musicoterapia, hidroterapia, logopedia, equipamientos ortopédicos, medicación, psicoterapia y desplazamientos a otros hospitales.

Como alternativa a la gala navideña, la Fundación Andrea ha puesto en marcha en su página www.multiplicandosonrisas.como la iniciativa virtual “El bosque de Navidad de Andrea”, donde mediante la donación de 5 euros se pueden colocar cascabeles (símbolo de la fundación) en los árboles. “Estamos muy sorprendidos y muy agradecidos por la buena respuesta de la gente a esta campaña porque en estos momentos cualquier colaboración es imprescindible para que podamos seguir ayudando a estas familias”, confiesa Castro.

Compartir el artículo

stats