Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soler: "España no reconoce la obesidad como enfermedad y esto es un error"

"Las campañas de prevención son eficaces y resultan rentables", afirmó el médico especialista

Público que asistió ayer a la conferencia del Club FARO en el Auditorio Muncipal do Areal. // José Lores

Público que asistió ayer a la conferencia del Club FARO en el Auditorio Muncipal do Areal. // José Lores

"La obesidad y, probablemente la depresión, son las dos epidemias del siglo XXI. Y en muchos casos, la segunda está muy relacionada con la primera". Así lo aseguró el doctor especialista en Medicina Interna y coordinador de la Unidad de Obesidad en e Hospital Vithas Fátima de Vigo, el doctor Juan José González Soler, que ayer impartió una conferencia en el Club FARO en la que explicó las causas, las implicaciones en la salud y la dimensión de este problema mundial que ya se denomina como "globesidad". En este sentido, el especialista recordó que actualmente hay 1.900 millones de personas adultas con sobrepeso y 650 millones con obesidad en el mundo, y que cada año mueren en el mundo 28 millones de personas a causa de problemas médicos relacionados con la obesidad y el sobrepeso, más que por hambre.

Aunque el país que lidera el ranking de tasas de obesidad es Estados Unidos, seguido de algunos de Sudamérica, en Europa el 53% está por encima del peso recomendado, de estos, el 36% tiene sobrepeso y el 17% obesidad.

Y España tampoco queda bien parado. En este sentido recordó que el país suma ya una tasa de obesidad del 24,4% y de sobrepeso del 46,4% en hombres y del 21,4% de obesidad y el 32,5% de sobrepeso en el caso de las mujeres, según el estudio "Enrica". "Y si la obesidad es preocupante en general, en el caso de los niños estamos ante un problema alarmante", advirtió. Respecto a esto, recordó que el número de niños y adolescentes obesos se ha multiplicado por 10 en 40 años. Y dio datos concretos sobre España: un 15% de los niños tienen obesidad y otro 15% presenta sobrepeso, lo que quiere decir que 1 de cada diez tiene sobrepeso y dos de cada diez, obesidad.

Las expectativas tampoco son halagüeñas, ya que según un estudio del Instituto del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona, que ha revisado medio centenar de estudios sobre prevalencia de exceso de peso en España, 8 de cada 10 hombres y casi 6 de cada 10 mujeres tendrán soprepeso en 2030. Es decir, si se mantiene la tendencia, España tendrá 27 millones de personas con exceso de peso dentro de once años.

Las cifras y las previsiones hacen necesaria la puesta en marcha de acciones encaminadas a frenar esta escalada. "Para ello, es fundamental que España considere la obesidad como lo que es, una enfermedad crónica, algo que reconoce la OMS, pero no nuestro país, donde está considerada como un factor de riesgo de riesgo cardiovascular. No hacerlo es un error", expuso el médico, que estuvo acompañado por Fernando Lago Tomé, director comercial corporativo del Grupo Iberconsa.

Este reconocimiento es importante, detalló, para garantizar a los pacientes el acceso a las opciones terapéuticas que existen en estos momentos, pero que no están incluidas en la cartera de servicios de la seguridad social.

El especialista recordó que la obesidad no es solo un problema estético, sino que tiene graves efectos en la salud del enfermo, ya que provoca diabetes tipo 2, disfunción endoletial, alteraciones de metabolismo lipídico, inflamación sistémica, hipertensión arterial, además de trastornos psicológicos -depresión, ansiedad, baja autoestima y actitudes compulsivas obsesivas- y un mayor riesgo de padecer hasta 13 tipos de cánceres -entre estos, de mama en postmenopausia, endometrio, leucemia, linfoma, páncreas, colon e hígado- , además de ser la principal causante de los accidentes cardiovasculares, como el infarto y el ictus. "La obesidad es una enfermedad que afecta de la cabeza a los pies y está en el centro del síndrome metabólico", afirmó.

El especialista añadió que se trata de una patología compleja y multifactorial, en la que influyen tanto factores conductuales como ambientales y genéticos, por lo que su tratamiento también ha de ser multidisciplinar, e incluye la reeducación del individuo en hábitos como la alimentación y el ejercicio físico.

En cuanto a cómo revertir las previsiones, el doctor González Soler abogó por la puesta en marcha de medidas preventivas desde la edad escolar que incidan en la necesidad de llevar un estilo de vida saludable, apoyadas por otras acciones como el gravamen de las bebidas azucaradas y la supresión de las máquinas expendedoras con alimentos hipercalóricos y este tipo de bebidas de los centros escolares. "Las campañas de prevención han demostrado que son eficaces y que resultan rentables porque al reducir los casos de obesidad se reduce el coste sanitario derivado de esta patología. En España, uno de cada 10 euros en salud se destina a obesidad", sostuvo.

Compartir el artículo

stats