18 de enero de 2019
18.01.2019
El proyecto acaba de ser aprobado por el Plan Nacional sobre Drogas

Un equipo gallego probará en Galicia un test pionero para detectar drogas en menores

Consiste en un cuestionario simple que se hará en centros de salud y colegios y que evaluará también adicciones a internet -Expertos rechazan el análisis de sangre propuesto en Canarias

18.01.2019 | 02:07

La prevención del consumo de drogas entre menores se abordará con una nueva herramienta desde los servicios de Atención Primaria y los centros educativos de la comunidad gallega. Se trata de un test pionero en España que implantará de forma experimental el equipo de investigadores liderado por el psicólogo Antonio Rial Boubeta tras ser seleccionado por el Plan Nacional sobre Drogas, dependiente del Ministerio de Sanidad.

Consiste en un cuestionario sencillo de unas diez o doce preguntas que se realizará en las consultas de Pediatría y Medicina de Familia a los menores como mecanismo de cribado, control y prevención del consumo de alcohol y sustancias; y también otro sobre abusos en internet, juego online y videojuegos. Este último test se aplica ya desde el 1 de enero en varios centros de salud de Vigo tras ser solicitado por facultativos y recibir luz verde del Sergas en Vigo.

El objetivo final del proyecto es que tras un ensayo de dos años se incorpore de forma sistemática al sistema de salud nacional y se use en las revisiones rutinarias como una herramienta más. Las respuestas de los menores al test, cuya efectividad ya ha sido validada por el equipo gallego en un trabajo anterior en el que colaboró con la Universidad de Harvard, se bareman de forma inmediata, y en función de la puntuación el médico puede saber si existe o no un problema y, en ese caso, si se puede atajar o es necesario derivar el caso.

Rial Boubeta, cuyo equipo es referente en España en el estudio de la prevención del consumo de sustancias y adicciones, ha explicado a FARO que el primer paso tras recibir la financiación será seleccionar a los centros participantes, para lo que cuenta con el visto bueno de la Consellería de Sanidade y el aval de pediatras y expertos.

El modelo Sbirt -las siglas en inglés de cribado, intervención breve y referencia a tratamiento- que desarrollarán los investigadores gallegos se emplea desde hace más de una década en EE UU y consiste en una serie de preguntas breves y sutiles con las que se pueden detectar cambios en el comportamiento. El cuestionario da oportunidades para la intervención temprana antes de que haya consecuencias o daños más graves. "Si el baremo es bajo puede bastar con un consejo o pautas por parte del médico o el orientador al menor y a sus padres, y en el caso de que haya una situación de riesgo se puede derivar a otros servicios", recalcó Rial Boubeta.

El experto gallego marca las distancias de su proyecto con la iniciativa aprobada este miércoles en el Parlamento de Canarias para que en los análisis de sangre y orina de las revisiones de pediatría a los 14 años se incluyan controles de drogas, siempre que así lo pidan sus padres. "Implementar un control de drogas en los servicios de salud me parece indecente, un error, y demuestra que no han entendido nada. Es matar moscas a cañonazos y equivocar el concepto porque se trata de prevenir, de hacer un modelo educativo de promoción de la salud, no un modelo sancionador", aseveró Rial Boubeta. El investigador subraya que "el control es necesario", pero que corresponde a los padres que, recalca, "tienen mecanismos suficientes en el día a día para saber si su hijo está fumando cannabis o llega borracho". "No se puede trasladar eso al médico de familia ni al pediatra", insiste. Desde su punto de vista, y en eso es en lo que reitera que se fundamenta el cuestionario que propone, el médico "tiene que ser una persona de confianza que asesora, aconseja y promueve la salud, no un torquemada de la Inquisición".

La decisión del Parlamento insular, aprobada por todos los grupos excepto el de Podemos, también se ve como un error desde la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec). Su presidente, Jesús Sueiro, recalcó que "la medicina no está para eso, nosotros no estamos para resolver la mala educación de los padres hacia los hijos". "Creo que no es una cuestión que pueda someterse a la decisión de un Parlamento, sino a un comité de bioética. Es algo disparatado que no va a solucionar nada", aseveró.

Prevención y control

También rechaza las analíticas la presidenta de Érguete, Carmen Avendaño, que hace hincapié en la importancia de la "prevención" y el "control" por parte de los padres. "Me parece como poco vulnerar el derecho del niño, pero es que además puede agravar un problema porque puede generar una cierta rebeldía y un comportamiento negativo en esa edad en la que son tan inconformistas y empiezan a saber cuáles son sus derechos", aseveró. "No me gustan las imposiciones, las libertades hay que tenerlas en cuenta y vulnerar así tan directamente a un adolescente le va a marcar mucho", dijo.

Desde la Confederación Galega de Anpas (Congapa), su presidenta, María José Mancilla, tampoco cree que una analítica en una revisión rutinaria aporte una solución. "Como madre puedo sentir una preocupación, pero si sospecho que mi hijo se está viendo envuelto en ese mundo, desde luego no esperaría a una revisión a los 14 años, iría de inmediato al orientador escolar y al pediatra para pedir consejo. Como padres somos nosotros los responsables de ese niño y creo que la prevención va por otro lado, está en las escuelas y en las familias. Los padres estamos casi siempre perdidos y creo que lo que necesitamos es que nos ayuden a saber cómo detectar un problema y qué puedo ir haciendo yo si sospecho que algo ocurre", recalcó.

Similar opinión manifestó Bertila Fernández, portavoz de Foanpas, el colectivo que engloba a las anpas de Vigo. "En caso de sospecha y ante síntomas evidentes de consumo los padres deben actuar y solicitar el control, ahora bien, pienso que es fundamental la prevención tanto desde las escuelas como desde las familias con diálogo y conocimiento del entorno y las compañías de los hijos".



Antonio Rial Boubeta - Doctor en Psicología

"Nuestro modelo es preventivo, un análisis de sangre es matar moscas a cañonazos"




Carmen Avendaño - Presidenta de Érguete

"No me gustan las imposiciones, hay que tener en cuenta las libertades del niño"




María José Mancilla - Presidenta de Congapa

"Lo que necesitamos los padres es que nos ayuden a saber cómo detectar un problema"




Jesús Sueiro - Presidente de AGAMFEC

"Es disparatado. Eso no puede decidirlo un Parlamento sino una comisión de bioética"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca