08 de diciembre de 2018
08.12.2018

"En el mundo digital es muy difícil comprobar la edad de acceso"

08.12.2018 | 02:20

Internet es un entorno fascinante, una ventana al mundo con incontables ventajas, pero también encierra peligrosas trampas, especialmente para los niños y adolescentes. El ejemplo más reciente de la cara perversa del mundo digital es el caso de la adolescente de 13 años que fue secuestrada durante unas horas por un hombre de 39 años a quien contactó a través del chat de un videojuego de la PlayStation. Para evitar este tipo de supuestos sin cerrar las puertas a los beneficios de las nuevas tecnologías, José Torres, experto gallego en seguridad y privacidad en las TIC, aboga por la educación digital de los menores y la formación de padres y profesores.

"Las actividades ilícitas que pasan en la web se dan también en la vida real, lo que es recomendable es mantener una vigilancia para saber qué contenidos consumen nuestros hijos, con quién se comunican en internet y qué información están facilitando al exterior, que puede ser propia o de terceras personas, porque cuanta más información facilitemos a la red mas vulnerables somos", explica el experto, que recuerda que cada día se conectan 23 millones de españoles a las redes sociales y que un 90% de los menores de 13 años se conecta con mucha afluencia.

La sensación de impunidad que otorga la red hace que, en muchas ocasiones, los menores hagan cosas en el mundo virtual que nunca harían en el real "Los mayores peligros que vengo observando son una escasa cultura, entre comillas, de lo que es la privacidad y la intimidad, y la facilitación de información de todo tipo: datos de carácter personal y las publicaciones de imágenes", dice.

Y advierte: hasta la fotografía más inocente puede dar más información que lo que ve el ojo humano. "Las fotos tienen muchísima más información de lo que nosotros pensamos, porque aportan unos metadatos que pueden incluso determinar desde qué sitio estás enviándola o en qué lugar se ha realizado", explica.

Torres, que ha dirigido y coordinado diversas operaciones nacionales contra la pornografía infantil y otros ilícitos penales, dará una serie de indicaciones y recomendaciones a los padres el próximo jueves, 13 de diciembre (19.00 horas), dentro del programa "Educación siglo XXI" que organiza Afundación en Vigo, para que los menores que utilicen estas herramientas lo hagan "con sentido común". "La base es la prevención, que se obtiene a través de la formación y de la educación", manifiesta.

El experto no cree que pueda establecerse una edad tipo para utilizar las herramientas digitales. "Se pueden manejar a cualquier edad. Lo que aconsejo es una valoración por parte de los padres, que al final son los responsables de las actividades que realicen sus hijos con estas herramientas como en la vida real, del grado de madurez del niño antes de poner en sus manos una herramienta tan potente como un teléfono móvil", comenta.

El experto apuesta, más que por el control parental, por el acompañamiento de los menores durante el empleo de los medios telemáticos. "Un chaval puede acceder a un contenido, por ejemplo de pornografía, que no es ilícito pero sí inapropiado para su edad, y puede hacer un comentario desproporcionado hacia otro amigo y puede hacer un comentario ilícito, que puede conllevar algún tipo de responsabilidad penal", sostiene.

En cuanto a las actividades ilícitas más frecuentes que se comenten en internet y sobre las que hay que estar más vigilante, Torres destaca el "ciberbullying", el "sexting" y el "grooming". "Son actividades muy peligrosas y cuyo daño magnifican la inmediatez y expansión que da el medio digital", explica el experto, que recuerda que la responsabilidad penal de estas actividades, si son cometidas por menores, recae en los padres. "La excusa de que no yo no controlo esto, yo no entiendo, no sirve. Los padres debemos hacer un sobreesfuerzo para supervisar el uso que dan nuestros a estas herramientas", insiste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores