Una de las muestras más representativas de la arquitectura religiosa de Vigo es la iglesia de Bembrive. Construida en el siglo XII según los cánones del románico, tan extendido en Galicia y del que tan solo quedan tres ejemplos en la ciudad, junto a Castrelos y Coruxo. El templo constituye el centro de la parroquia, cuyas viviendas se han ido aglomerando a su alrededor y cercándolo.

Por la toponimia del lugar sobre el que se asienta, "Mosteiro" algunos estudios apuntan a que se haya erigido sobre un templo más antiguo consagrado a la actividad monástica.

No sería esta la única señal de las vidas pasadas del edificio, puesto que algunos detalles de su fachada revelan reminiscencias celtas: el tímpano presenta una cruz de origen pagano y en el interior se encuentran símbolos precristianos como espirales y círculos.

La parroquia celebra su patrón el 25 de julio, al estar dedicado el templo a Santiago Apóstol. Además de esta fecha, otra gran festividad se celebra en la parroquia, de gran popularidad y concurrencia: San Blas, a principios de febrero.

Además, el templo cuenta con la máxima categoría de protección patrimonial, fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1980.