21 de diciembre de 2008
21.12.2008
En su página web

Los padres de Madeleine publican un vídeo con la niña desaparecida

21.12.2008 | 14:28
Fotografía de archivo de madelene.

Los padres de Madeleine McCann, la niña británica desaparecida durante unas vacaciones en mayo del año pasado en el sur de Portugal, han publicado en su página web un vídeo en el que se la ve jugando con su familia.

En el vídeo, que tiene la canción "Chasing Cars", de Snow Patrol, como música de fondo, la niña canta, anima a sus hermanitos gemelos a dar palmadas como ella, salta, baila, juega con su padre, muestra con orgullo unos zapatitos color rosa.

En otros momentos aparece con un vestido de hada del mismo color o examina unos paquetes con regalos de Navidad .

En un mensaje escrito que acompaña al vídeo, Kate y Gerry McCann dicen: "La Navidad es el tiempo de los niños. Por favor ayudadnos a recuperar a nuestra hija".

Y agregan: "Será nuestra segunda Navidad sin nuestra hija. Por favor, procurad que no tengamos también una tercera".

El portavoz de la familia, Clarence Mitchell, dijo que los padres no deseaban hacer ningún comentario adicional ya que el vídeo habla por sí solo.

"Creen que es un recuerdo oportuno y apropiado de que (Madeleine) sigue ahí y que alguien, en algún lugar, puede tener una información importante que ayude a encontrarla", agregó.

Mitchell dijo que el matrimonio sigue trabajando en la búsqueda de su hija, de la que no ha habido noticias desde que desapareció del apartamento de Praia da Luz (Algarve) donde dormía con sus hermanos, mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante próximo de la urbanización.

La pareja fue considerada durante algún tiempo por la policía portuguesa sospechosa de la desaparición de Madeleine, pero el pasado julio la fiscalía anunció que daba al carpetazo al caso y dejaba de considerar al matrimonio como "arguido" (sospechoso).

El pasado agosto se publicaron miles de páginas del archivo de la Policía portuguesa sobre el caso, lo que puso al descubierto las distintas líneas de investigación seguidas por la Policía durante catorce meses.

El matrimonio, que dice que seguirá creyendo que su hija está viva hasta que no se les demuestre lo contrario, ha ordenado traducir esos documentos al inglés y los está estudiando al parecer con ayuda de policías británicos con experiencia en ese tipo de tareas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine