17 de julio de 2008
17.07.2008

Una dolencia fantasma para la OMS, ignorada por la mayoría de los médicos

17.07.2008 | 02:00
Elvira Roda. / f.v.

Elvira Roda es conocida como la niña burbuja, aquejada del Síndrome Químico Múltiple, famosa ya por su viaje a Dallas con la intención de curarse de un síndrome que aún no ha sido declarado enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) "porque a día de hoy no se han identificado las causas que lo provocan", explica Santiago Nogué, jefe de la sección de Toxicología del Hospital Clínic de Barcelona.
Recurrir al doctor Nogué desde Galicia para realizar esta información es obligatorio. Ningún especialista del área sanitaria pública de Vigo y Santiago quiso hablar sobre el SQM.
Para Nogué, este rechazo de los facultativos se debe a varios factores: "Al ser una enfermedad enigmática, provoca un cierto rechazo a los médicos que no quieren hablar de algo que no está bien definido. Nadie ve claro que el problema sea de su especialidad. Otro motivo es que se identifica con un aspecto de la toxicología y muchos centros no tienen esta especialidad, por eso, hay cierta reticencia a hacerse cargo de estos pacientes".
El Hospital Clínic es, actualmente, el único de Cataluña que trata a estos enfermos, un total de 250. Nogué explica que "este síndrome se detecta con síntomas de intolerancia ambiental. La persona experimenta que el olor a determinados productos como colonias o ambientadores le producen síntomas que antes no tenían. Al respirarlos les induce dolor de cabeza, irritación ocular y de garganta, náuseas, vómitos, debilidad, incluso llega a encamar". El doctor Nogué avisa de que es incurable y que no existe tratamiento para el SQM. ¿La solución? Evitar los tóxicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas