NEUROLOGÍA

¿Qué podemos hacer para evitar o retrasar la demencia? ¿Funciona leer, hacer puzles, el ajedrez...?

Se trata de una enfermedad que sufren más de 55 millones de personas en el mundo y se calcula que cada año se diagnostican 10 millones de nuevos casos

Leer, jugar juegos de mesa, hacer puzles y escribir cartas, pueden retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer hasta en 5 años entre las personas de 80 años o más.

¿Qué podemos hacer para evitar o retrasar la demencia? ¿Puzles, ajedrez o jugar a las cartas funciona?

¿Qué podemos hacer para evitar o retrasar la demencia? ¿Puzles, ajedrez o jugar a las cartas funciona? / Freepik

Es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez porque la demencia es una de las preocupaciones que más afectan a las personas que van cumpliendo años:

  • ¿Se puede evitar la demencia si hacemos trabajar al cerebro?
  • ¿Podemos retrasar el Alzheimer a base de pensar, leer o hacer crucigramas?
  • ¿Hasta qué punto es posible evitar que las facultades cognitivas se deterioren?

Casi un millón de personas en España tienen demencia

La primera pregunta a la que deberíamos responder es ¿qué se entiende por demencia?

Y la respuesta, así en genérico, es fácil de entender:

  • La demencia es una afección neurodegenerativa crónica que afecta la memoria y a la capacidad de pensar.

Se trata de una enfermedad que sufren más de 55 millones de personas en el mundo, y de la que se calcula que cada año se diagnostican 10 millones de nuevos casos.

En España la cifra estimada de personas con demencia asciende a casi 1 millón (800.000 personas) de las que se calcula que el 30% no están diagnosticados.

Un problema tan importante en número y en disminución de la calidad de vida del paciente y sus familiares, como para que la investigación médica lo tenga siempre presente.

Cambios en el estilo de vida para frenar el deterioro cognitivo

Es cierto que la medicina está encontrando tratamientos para ayudar a reducir los síntomas de la demencia, pero hasta el momento no existe una cura.

Por eso se emprenden importantes estudios sobre si el empleo del cerebro en algunas actividades puede evitar que se deterioren las facultades cognitivas.

Investigaciones múltiples que intentan comprender más sobre la patología de la demencia para estudiar si algunas intervenciones en el estilo de vida pueden afectar al riesgo de demencia.

Y ahí aparecen actividades cognitivamente estimulantes como la lectura, los puzles, los crucigramas, los juegos…

Estudios que avalan las actividades del cerebro

Un estudio publicado en julio de 2023 en la prestigiosa revista médica JAMA, y realizado con 10.318 personas mayores en Australia, encontró que participar con frecuencia en actividades que desafían el cerebro se puede asociar con un menor riesgo de desarrollar demencia entre los adultos mayores.

El estudio analizó el riesgo de padecer demencia a 10 años, y estaba ajustado por educación, nivel socioeconómico y una variedad de factores relacionados con la salud.

Incluían a personas de 70 años o más (52,6% mujeres) que en general estaban sanos y sin deterioro cognitivo importante en el momento en que fueron reclutados, entre 2010 y 2014.

Los datos se analizaron desde el 1 de diciembre de 2022 hasta el 31 de marzo de 2023.

Y la conclusión encontró que la participación frecuente en actividades mentales podía reducir hasta en un 11% el riesgo de demencia.

Actividades que agruparon como sigue:

Las actividades que los investigadores calificaron como activas fueron las más eficaces:

  • Entre estas se encuentran jugar a las cartas, al dominó o al ajedrez, así como hacer puzles o crucigramas.
  • También escribir cartas o llevar un diario, así como utilizar el ordenador o intentar aprender nuevas cosas contribuía a reducir el riesgo de deterioro cognitivo en la misma proporción.

Un poco menos eficaces, pero también muy recomendables se mostraron lo que llamaron actividades mentales pasivas:

  • Aquí incluyeron leer, escuchar música… y también las actividades artísticas creativas como artesanía, carpintería, pintura o dibujo.

Puzles, crucigramas o juegos de mesa contra ver la televisión

Un estudio publicado en  la revista Neurology en 2021 encontró que altos niveles de actividad cognitiva, como leer, jugar juegos de mesa, hacer puzles y escribir cartas, pueden retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer hasta en 5 años entre las personas de 80 años o más.

Otro estudio, publicado en 2022 en PNAS, una revista científica revisada por pares y editada por la Academia Nacional de Ciencias (NAS), encontró que las actividades cognitivamente pasivas, como ver la televisión, están relacionadas con un mayor riesgo de demencia.

Y por el contrario, mantiene el mismo estudio, dedicar más tiempo en tareas cognitivamente activas, como usar el ordenador, está relacionado con una reducción del riesgo de demencia.

Nunca es tarde si el ejercicio mental es bueno

Varios especialistas aseguran que incluso los pacientes con demencia avanzada pueden beneficiarse de lo que se llama "ejercicio mental", que es todo aquello capaz de involucrar a varias partes del cerebro a la vez.

Y entre los ejemplos más recurrentes que utilizan los expertos aparecen:

  • La lectura
  • Los rompecabezas
  • El arte
  • La conversación
  • Los juegos
  • Los libros para colorear
  • La música
  • Las búsquedas de palabras
  • Incluso la conversación simple.

Y aseguran que realmente la única regla es que sentarse a ver televisión no cuenta.

Cualquier novedad hace bien al cerebro

Una de las eminencias mundiales en cuestiones de demencia es la doctora Gomes-Osman, vicepresidenta de Terapia Intervencionista en Linus Health con afiliación a la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami.

Y en una entrevista publicada en Linus Health asegura que nunca es tarde para mejorar la salud del cerebro:

  • “Es importante enfatizar que incluso si ya está experimentando pérdida de memoria, aprender algo nuevo puede mejorar la salud de su cerebro”.

¿Cómo lo podeos conseguir?

  • “Desafiar su mente aprendiendo algo nuevo mejorará su memoria, atención y habilidades de pensamiento, y mejorará su calidad de vida”.

Agregó que crear experiencias nuevas y agradables y ver cosas nuevas también podría ayudar a mejorar la salud mental.

  • "Nuestros cerebros responden muy bien a la novedad, por lo que hasta cambiar de sitio de paseo o ir a una tienda diferente donde tenemos que buscar el pan, es algo bueno para nosotros".

Comisión Lancet: 12 factores de riesgo modificables para la demencia

Pero solo con estos ejercicios no es suficiente para enfrentarse a la amenaza de la demencia o el Alzheimer.

Es verdad que son importantes para estimular el cerebro, y son una ayuda necesaria, pero ni el dominó, ni el mus, ni los rompecabezas por sí solos mejorarán de una manera notable las capacidades cognitivas, y tampoco reducirán sensiblemente el riesgo de demencia.

Por eso actualmente son muchos los especialistas que dicen que la investigación más "vanguardista" asegura que las mayores mejoras ocurren cuando se abordan múltiples comportamientos saludables.

Y han centrado el tiro en lo que llaman “12 factores de riesgo modificables para la demencia” incluidos en el informe de 2020 sobre prevención, intervención y atención de la demencia de la Comisión Lancet.

El informe destacó 12 factores de riesgo modificables que representan el 40 % de la demencia:

  1. Nivel de educación de una persona
  2. Nivel de contacto social
  3. Discapacidad auditiva (los audífonos son fundamentales)
  4. Rutina de ejercicios
  5. Síntomas de depresión
  6. Consumo de alcohol
  7. Obesidad de mediana edad
  8. Exposición a la contaminación del aire
  9. Hábitos de fumar
  10. Lesiones en la cabeza
  11. Hipertensión (presión arterial alta)
  12. Diabetes.

Los investigadores que realizaron este informe señalaron que actuar sobre estos factores puede reducir el riesgo de demencia al reducir el daño neuropatológico, como la acumulación de proteína tau y la inflamación, aumentando y manteniendo la reserva cognitiva.

“Solo para dar una idea, si todos tomáramos estas medidas hoy, reduciríamos más de un tercio de los casos de demencia el próximo año”, dijo el Dr. Gomes-Osman.