El sencillo movimiento que debes hacer nada más despertarte y que te ayudará a adelgazar

No supondrá ningún esfuerzo y tendrá resultados directos sobre tu peso

R. V.

Perder peso es un tema serio. Cuando nos proponemos adelgazar debemos hacerlo con cabeza y siempre siguiendo una serie de recomendaciones médicas. Seguir dietas milagrosas, hacer ayunos prolongados o machacarse en el gimnasio son esfuerzos que no servirán de nada a largo plazo si no incorporamos ciertos hábitos diarios.

Las dos claves que debemos seguir siempre que nos propongamos adelgazar son seguir una alimentación sana y equilibrada y, por la otra, un entrenamiento físico regular. Pero hay ciertas actividades que podemos incorporar a nuestras rutinas diarias y, por sorprendente que suenen, nos ayudarán a despedirnos de esos kilos de más.

Hay un gesto la mar de sencillo que hacemos a diario y que puede tener efecto directo en nuestro peso. Se trata de abrir las cortinas o subir las persianas para dejar entrar la luz del sol y recargarnos de vitamina D. También puede ayudar pasar unos minutos al aire libre cada mañana. Y es que, según varias investigaciones, la exposición a la luz en ciertos momentos del día, incluso a niveles moderados, puede ayudarnos a bajar esos kilos de más y prevenir que vuelva a hacer acto de presencia.

Además de para adelgazar, tomar el sol también es bueno para nuestro estado de ánimo, ya que los rayos ultravioletas tienen un efecto directo en la química de nuestro organismo y nos hacen sentir más activos y felices.

La cantidad de exposición al sol que necesitamos variará según el tipo de piel, la estación y en dónde vivamos. No obstante, dejar entrar un poco de luz solar o sentarse al aire libre durante 10 o 15 minutos cada mañana sería suficiente, tanto para mejorar nuestro estado anímico como para adelgazar de una manera más sencilla.