El té con tres veces más calcio que la leche que debes empezar a consumir para fortalecer tus huesos y tu salud

Posee propiedades diuréticas y te puede ayudar a controlar la ansiedad

El té con más calcio que la leche

R. V.

R. V.

Los tés se han convertido en una de las alternativas más recurridas para el cuidado de la salud y el estado físico. Su gran variedad permite escoger aquellas opciones que más se ajustan a lo que estamos buscando conseguir.

En los últimos tiempos se ha hecho un popular un tipo de té que cuenta con un sinfín de propiedades y que tiene tres veces más calcio que la leche. Estamos hablando del té de kukicha, elaborado principalmente a partir de los tallos y ramitas del té verde en lugar de con las hojas. Este hecho provoca que se trate de una bebida con un perfil nutricional único y una baja cantidad de teína, lo que hace que incluso se pueda tomar sin problema antes de irse a dormir sin que afecte al sueño.

Lo que más destaca de esta bebida es su elevado contenido en calcio, superando significativamente a la leche, ya que cuenta con 440 mg por cada 100 gramos frente a 125 mg de la leche. Además, es rico en antioxidantes, como vitaminas C y E, así como flavonoides que ayudan a hacer frente al envejecimiento celular, además de contener vitaminas B y minerales como el selenio, el zinc, el cobre, el flúor o el manganeso, contribuyendo de esta manera a fortalecer el sistema inmunológico. Contribuye a bajar el colesterol y puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión.

Incluir el té de kukicha en la dieta diaria también es recomendable para facilitar la digestión tras comidas copiosas. Tampoco hay que olvidar su efecto diurético que además favorece a quienes tienen tendencia a la retención de líquidos.

Para prepararlo tan solo hay que agregar dos cucharadas de kukicha al agua antes de que esta hierva, para luego dejar que repose unos dos minutos. Es importante que no sobrepase este tiempo, porque en ese caso se podría amargar la bebida

Una vez retirados los tallos, puedes endulzarlo con canela, pimienta o jengibre, entre otros. Lo que sí hay que tener en cuenta es que no se recomienda añadir leche, ya que en ese caso se reducirían las propiedades antioxidantes que posee el té.