La dieta para bajar 8 kilos en 14 días: así podrás lograrlo gracias a este superalimento

R. V.

Considerado un superalimento, tiene un gran contenido de proteínas, minerales, vitamina E, hierro, yodo y selenio. Todos estos componentes ayudan a quemar grasa, adelgazar, desarrollar y fortalecer los músculos y tener abundante energía durante todo el día. Se trata del huevo duro.

Es un alimento que conlleva falsos mitos como su incidencia sobre el colesterol. Sin embargo, no se debe mirar con reticencia por su pasado polémico debido a su contenido en colesterol. Según la Organización Mundial de la Salud, comer huevos es completamente saludable e ingerir este tipo de proteínas es muy beneficioso: ayuda a bajar de peso, es saciante y reduce la ganas de comer dulces. Desayunar huevo duro adelgaza y es la mejor herramienta para quemar grasa y además empezar el día lleno de energía.

Los expertos aconsejan de 3 a 5 huevos semanales, ya que además de proteínas de alto valor biológico contienen vitaminas y minerales.

Las proteínas del huevo se encuentran en una perfecta relación entre cantidad y calidad de los diferentes aminoácidos que necesitamos, tal es así que la proteína del huevo se toma como referencia para establecer el valor biológico de las proteínas de los diferentes alimentos. La calidad de la proteína del huevo es la mayor de cualquier alimento integral.

La yema del huevo también es falsamente temida por contener “mucha grasa”. Debemos de tener en cuenta que aunque la mayor parte de la energía del huevo sea gracias a la grasa, un huevo sólo tiene unos 8 gramos de grasa y de los temidos ácidos grasos saturados sólo contiene un tercio.

En cuanto al mito del colesterol, ya está demostrado que aunque el huevo tiene una cantidad notable de esta grasa, no toda se absorbe ni supone un riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La dieta del huevo duro

Comer sólo huevo duro adelgaza siempre y cuando se combine con los alimentos permitidos por esta dieta. Toda dieta se caracteriza por tener un alimento estrella y otros que acompañan, de la misma forma la dieta del huevo tiene un lista de alimentos permitidos para lograr el objetivo, que es bajar de peso. Estos son los pescados, el pollo y los huevos como ingrediente principal. En el apartado de frutas y verduras, una buena selección serían el pomelo, la naranja, la mandarina, espárragos, calabacín, setas y Espinacas. Con esta dieta puedes perder hasta 8 kilos en sólo 14 días. Es una dieta sencilla, basado en 3 comidas al día y esta sería una propuesta para la primera semana:

Lunes

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: Fruta y 2 rebanadas de pan integral
  • Cena: Pollo cocido y ensalada grande

 Martes

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: Pollo cocido y ensalada verde
  • Cena: 2 huevos, ensalada de verduras y 1 naranja

 Miércoles

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: Queso bajo en grasa, 1 tomate y 1 rebanada de pan integral
  • Cena: Pollo cocido y ensalada grande

 Jueves

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: Fruta
  • Cena: Pollo al vapor y ensalada grande

 Viernes

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: 2 huevos y verduras al vapor
  • Cena: Pescado a la parrilla y ensalada grande.

 Sábado

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: Fruta
  • Cena: Pollo al vapor y ensalada grande

 Domingo

  • Desayuno: 2 huevos cocidos y 1 fruta
  • Almuerzo: Pollo con verduras al vapor y ensalada de tomates
  • Cena: Verduras al vapor

Se trata de una dieta muy restrictiva para momentos puntuales que no debe alargarse en el tiempo. Y es que para conseguir un cambio físico, tanto a nivel de aspecto, como en la salud no existen recetas milagrosas. Lo que verdaderamente funciona en prácticamente el 100% de los casos es mantener una dieta equilibrada y un estilo de vida activo, practicando ejercicio regularmente.Tampoco se deben demonizar o ensalzar según que alimentos. Esto no entra en contradicción con poner en práctica algunas recomendaciones que nos permitan o trucos apoyar o agilizar el proceso de perdida de peso sustentado en unos buenos hábitos y una dieta que nos genere déficit calórico o lo que es lo mismo, gastar más calorías de las que consumimos.