06 de noviembre de 2018
06.11.2018

El final del verano incrementa el paro en la comarca en cerca de 600 personas

Suman un total de 12.614 desempleados, de los cuales 5.726 son vecinos de la ciudad de Pontevedra -Sanxenxo registra la mayor subida, de un 22%, al alcanzar los 1.070

06.11.2018 | 03:41

El final de la época estival, la que más empuja el empleo en la comarca de Pontevedra, ha provocado una incremento del paro en los catorce municipios que deja un saldo total de 12.614 personas sin trabajo. Son 583 más que hace un mes, es decir, un 4,85 por ciento más.

Son malas noticias en cuanto a las cifras intermensuales, pero si se tienen en cuenta las interanuales se puede seguir hablando, como ha ocurrido en el último año, de una clara recuperación, puesto que en este sentido el paro ha caído cerca de un 9,5 por ciento, al pasar de 13.935 desempleados a 12.614.

Cerca de la mitad de los parados de la comarca son vecinos de Pontevedra, algo más de un 45 por ciento, con 5.726. Son 138 más que hace un mes, un 2,47 al alza.

Los otros tres municipios que presentan cifras importantes de desempleados son Marín, con 1.657; Poio, con 1.098, y Sanxenxo, con 1.070, que es el que registró la mayor subida, con más de un 22 por ciento.

También hay un importante número de parados en Caldas, con 663. Este concello es uno de los que registró una mayor caída del desempleo en el último año, con 125 trabajadores más en activo un 15,86 por ciento a la baja. Lo mismo ocurre con otros ayuntamientos del Umia, como Cuntis (un 16,86 por ciento menos que en octubre de 2017), Moraña (-22,65 por ciento) o Portas (-16,89 por ciento).

El sexto lugar en mayor número de parados a nivel local es para Ponte Caldelas, con más de medio centenar.

Industria en segundo lugar

La importancia de los servicios es la que marca tanto los datos del paro en la comarca como su distribución. Son 8.816 los trabajadores que buscan un empleo en este sector, lo que representa casi un 70 por ciento del total de parados.

El segundo lugar es para la industria, con 1.189 desempleados, mientras que los que no tenían un empleo anterior suman en la comarca 1.107.

En la construcción hay actualmente en las listas del paro registradas 1.052 personas en la comarca. El último lugar, y a mucha distancia, es el sector de la agricultura y la ganadería, con 450.

A nivel local, casi la mitad de los parados de la ciudad capitalina buscan un trabajo en el sector servicios, son 4.121, mientras que industria y construcción se reparten medio millar cada uno. En agricultura y ganadería son 115.

En los otros tres grandes municipios de la comarca (Marín, Poio y Sanxenxo) también el sector servicios es determinante. En el caso de la villa marinense, son 1.144 parados, pero también presenta cifras interesantes en desempleo en industria (155 parados) y agricultura y ganadería (105). Por el contrario, tanto Poio como Sanxenxo cuentan en primer lugar con mayor número de inactivos en los servicios, 762 y 840, respectivamente, pero el segundo puesto es para la construcción, con 100 y 88 personas buscando trabajo.

Más mujeres

El 58,4 por ciento de las personas desempleadas en el municipio de Pontevedra son mujeres, 3.345, frente a 2.381 hombres, con lo que se confirma que el paro se ceba más con el sexo femenino.

En cuanto a edades, más del 95 por ciento de todos los parados de la capital son mayores de 25 años, 5.463, frente a 263 que no superan esta edad. En el primer grupo, 3.218 son mujeres y 2.245 son hombres. En el segundo, es menor el número de mujeres, 127 frente a 136 hombres.

La tendencia del concello de Pontevedra es similar en los del resto que conforman la comarca.

La de Pontevedra es la segunda provincia gallega en la que se ha producido una mayor subida del paro, con un 3,8 por ciento más y 2.451 personas, hasta sumar las 66.712.

Por el contrario, es en las Rías Baixas donde se produjo, en términos internauales, la mayor bajada , con un -10,2 por ciento y 7.589 desempleados menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores