12 de septiembre de 2018
12.09.2018

La reforma de A Caeira apunta a regular el tráfico con semáforos durante las obras

Es la propuesta de Covsa, la empresa adjudicataria -El Concello, más partidario de otras opciones, estudia el plan -La humanización costará menos de medio millón de euros

12.09.2018 | 03:50
Varios coches circulan por la calle Pernas Peña. // Gustavo Santos

Semáforos para regular el tráfico durante las obras. Esa es la propuesta de Covsa, la empresa adjudicataria de la reforma de Pernas Peña y Mato Calderón. Un plan que no concuerda con las predilecciones del Concello, que prefería ejecutar los trabajos de mejora por tramos, por lo que ahora analiza la mejor solución antes de iniciar la ejecución del proyecto de humanización.

"La empresa propone trabajar con semáforos. Se dejaría abierto un carril regulado por estos semáforos y se trabajaría a lo largo del otro", destaca el alcalde, Luciano Sobral. Es decir, se actuaría primero a lo largo de un margen y luego, del otro.

Sin embargo, estos días previos a la puesta en marcha de los trabajos, el Concello de Poio analiza con la empresa la mejor forma de actuar, ya que la idea del ejecutivo local pasaba por actuar a tramos. Si las cosas se hiciesen de este modo, en la parte inicial de la obra habría siempre un carril abierto dirección ascendente. Una vez los trabajos se estableciesen en Mato Calderón, se cambiaría el sentido del tráfico.

El regidor explica que la si la idea de la empresa es la que funciona, irán "adelante con ella". Per también aclara que la situación está en proceso de estudio porque "podría tener una dificultad importante, que es la de generar retenciones en los viales de acceso a A Caeira y, de este modo, complicar el tráfico". "No hay nada decidido todavía", apunta Sobral, aunque la propuesta escogida haya sido la de esta empresa.

Finalmente, y si no hay reclamaciones por vía judicial, Covsa será quien se encargue de la realización de la obra. Lo hará por un importe algo inferior al medio millón, 200.000 euros menos que lo previsto en el pliego de condiciones. En un primer momento, dos empresa reclamaron la propuesta técnica de la Mesa de Contratación. Pero finalmente, la Mesa ratificó su decisión y resolvió a favor de Covsa, pues consideraba que las otras dos empresas no cumplían los requisitos del pliego en materia de etiquetas de ahorro energético y certificaciones.

Este mes de septiembre, el Concello espera tener firmados todos los papeles para comenzar en escasas semanas la obra, tal y como se había anunciado en un principio.

El proyecto estará finalizado aproximadamente a finales del verano que viene (el plazo de ejecución es de un año) y una vez terminado, permitirá a los usuarios de vehículos transitar por un vial de doble carril, como hasta ahora. Asimismo, las aceras ganarán medio metro de ancho y mejorarán en accesibilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook