11 de septiembre de 2018
11.09.2018

Quince años de prisión por homicidio y robo para los autores del atraco mortal a una octogenaria en Lérez

Golpearon a la víctima "reiteradamente y con gran contundencia" sin importarles su vida, dice el fallo

11.09.2018 | 03:26
Los acusados durante el juicio en Pontevedra. // Gustavo Santos

La Audiencia Provincial condenó a 15 años de prisión a Constante Sánchez Penelas y José Manuel González Cruz como autores de los delitos de homicidio (11 años medio de prisión y robo con violencia en casa habitada (tres años y medio) por la brutal muerte a golpes de Pilar Fernández Otero, de 87 años, durante un asalto a la vivienda de esta en Lérez, Pontevedra, el 30 de julio de 2016.

El fallo no es para nada una sorpresa, puesto que recoge por escrito lo ocurrido en la última sesión del juicio celebrado en junio, tras la lectura del veredicto de culpabilidad dictado de forma unánime por el jurado. Un veredicto en el que el tribunal popular daba por acreditados tres circunstancias agravantes (reincidencia, disfraz y el de abuso de superioridad) y dos atenuantes (el de confesión y el de drogadicción). Las propias defensas se mostraron conformes con la petición de pena de 15 años que formuló la fiscal.

Tal y como confesaron los acusados, Constante Sánchez y José Manuel González acudieron al domicilio de la fallecida en la tarde del 29 de julio de 2016. El primero había trabajado en la vivienda como albañil, por lo que conocía la casa y también que Pilar Fernández estaba sola. Mientras José Manuel llamaba al timbre y entretenía a la señora, el segundo entró en la casa por detrás apoderándose de 4 anillos y una pulsera de oro. Vendieron las joyas en una tienda de Pontevedra y se fueron al poblado de O Vao a comprar droga. Cuando consumieron todo el estupefaciente regresaron a la vivienda de Lérez en un coche robado. Lo hicieron de madrugada y tras acceder a la casa, la octogenaria los sorprendió en el pasillo al escuchar ladrar a los perros. "Los dos acusados le exigieron la entrega de dinero y, para que les dijera donde lo guardaba, comenzaron a golpearla reiteradamente y con gran contundencia en diversas partes del cuerpo,sin importarles poder acabar con su vida". "Tras obtener de esa forma unos 35 euros, abandonaron el lugar dejando a Pilar malherida", indica el fallo. La octogenaria falleció como consecuencia de estas heridas semanas después, el 10 de septiembre de 2016.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook