08 de diciembre de 2018
08.12.2018
La baja de un histórico del socialismo gallego

La marcha de Pachi Vázquez aviva la crisis del PSOE local pero sus afines niegan que se vaya a otro partido

Los pachistas afirman que se va "harto de las traiciones de la dirección gallega y provincial pese a que ganaron con sus votos" y del veto a sus seguidores -Otros cargos creen que trata de "distraer", pero no dejará la política

08.12.2018 | 03:48
Vázquez, en la sede del PSOE tras conocer su derrota a las primarias a la Alcaldía en 2014. // Brais Lorenzo

El anuncio realizado el jueves por Pachi Vázquez, de que se daba de baja en el PSdeG-PSOE después de 25 años de militancia activa, en un partido en el que ostentó los principales cargos orgánicos y políticos del partido en Galicia, y que se iba harto de "vetos y traiciones" de la dirección ha provocado un "tsunami" de reacciones en el PSdeG-PSOE entre los afines, "los pachistas", que justifican la decisión, y aseguran que se "va no para afiliarse a ningún otro partido, (al menos por ahora) sino harto de cientos de ninguneos a su persona y de vetos internos a los que le somos leales", afirman.

El otro sector en lid, el de sus detractores, opina que este es un nuevo "golpe de efecto" de Vázquez "un adicto a la política e incapaz de dejarla; tiene un plan B, eso seguro", indicaba un cargo del partido de los que celebran su baja en el PSOE y le acusan de ser un "modelo de la vieja política" y de "seguir tratando de manejar el partido cundo es solo un militante más".

Mientras, Pachi Vázquez sigue manteniendo silencio, no descuelga el teléfono y ayer se limitó a negar, también por wasap, con un emoticono de un dedo inclinado hacia abajo, que su petición de baja en el PSOE sea para encabezar una lista de Ciudadanos a la Alcaldía de Ourense. La opción ya fue descartada por esa formación ayer, pues Pachi Vázquez está imputado por presunto delito de prevaricación durante su etapa de alcalde en O Carballiño y pendiente de juicio.

El "pachismo" sin Pachi

Los "pachistas", una de las corrientes de poder más fuertes que tuvo el PSOE provincial, se enfrenta a un futuro sin Pachi. Sus fieles también estaban divididos entre los que opinan que "tendremos que seguir adelante y trabajando por el partido, aunque está claro que llevan un año lapidándolo a Pachi y y a los que le somos leales; él es médico, tiene su profesión y no tiene porque someterse a escarnios " afirma Oscar Pérez Carral, secretario de Acción Electoral de la Agrupación Local del PSOE en Ourense. Otros recibían como un mazazo la baja del que fue extodopoderoso líder del PSOE gallego, como Francisco Fraga quien califica la baja del Pachi Vázquez como la pérdida de "un gran valor para el PSOE" y afirmaba que va "a meditar en frío su futuro en el partido".

Las palabra del ya icónico wasap de Pachi Vázquez en las que acusaba a la dirección del partido de "vetos" y traición, no tenían nombre y apellidos, pero ayer algunos miembros del pachismo le ponían nombre a esos supuestos "ninguneos" y acusaciones de "traición" en "repetidas en muchos actos acumulados en el tiempo", afirman.

El actual secretario provincial Rafael Rodríguez Villarino "lleva un año "reinando" cuando en realidad consiguió el cargo gracias a los votos del sector pachista" señala.

Pachi Vázquez dio su primer golpe de "efecto" para demostrar al PSOE que aún estaba vivo, en 2014, cuando, tras un tiempo sin cargo orgánico ni político alguno, se presentó a las primarias para ser candidato a la Alcaldía de Ourense pero ganó la otra candidatura en lid, la de José Ángel Vázquez Barquero. Aún así, cuando ahora, en 2018 Barquero volvió a presentarse a las primarias a la Alcaldía, "los pachistas le dimos nuestros votos, (unos 90 que le dieron la victoria) sin rencores,m por el bien del partido" señalan sus afines "pero creemos que ni así van a integrarnos en esa lista al Concello".

El segundo "tour de force" fue a finales de 2017, cuando Pachi sorprendió como tercer precandidato a primarias a la Secretaría Provincial del PSdeG en Ourense, no obtuvo los respaldos para llegar a las primarias, y ante la doble opción de Noela Blanco y Rafael Rodríguez Villarino, "le dimos los votos a este último, gracias a lo cual consiguió ser secretario" afirman .

Villarino "se comprometió a que un 35% de la ejecutiva provincia la elegiría el pachismo, sin vetos, y finalmente no hay un solo cargo del pachismo en la ejecutiva provincial", señalan miembros de la agrupación local del partido, la única donde sí hay 6 cargos afines al pachismo.

También apoyaron la candidatura de Caballero a la secretaría xeral del PsdeG, "pero en un total desprecio a los años de experiencia y trabajo por el partido en Galicia, ni siquiera invitaron a Pachi Vázquez a la toma de posesión de Gonzalo Caballero, quien tampoco se ha movido tras ver como hace dos días", explican, en un "último agravio a un líder histórico se mención a la posible candidatura socialista de Xabier Oviedo (exalcalde del BNG) por Maceda, desoyendo el acuerdo de esa agrupación socialista de nombrar a Ana Rodríguez, porque es pachista", afirman.

Ayer el secretario provincial del PSdeG mostraba su sorpresa pues "no tengo ninguna queja a nivel interno sobre mi gestión o la de Caballero, y en el caso de Maceda no hay candidato oficial y el proceso se hará de forma democrática".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores