21 de julio de 2020
21.07.2020
Faro de Vigo

Pazos felicita a los agentes y espera contundencia judicial

21.07.2020 | 01:46
Pazos felicita a los agentes y espera contundencia judicial

Un joven menor de edad resultó ayer herido grave de arma blanca en una reyerta entre pandillas en el entorno del Eirado do Señal, en el centro de Cangas. Poco después, la Guardia Civil y la Policía Local activaron la "operación jaula" estableciendo controles en los puntos de acceso y salida del municipio para intentar detener a los presuntos responsables de los hechos. El dispositivo dio resultado de inmediato y agentes de la Benemérita detuvieron en el entorno de la rotonda de Pedra Alta a dos jóvenes, también menores de edad, presuntamente vinculados con la pelea. Según algunas fuentes, se busca a un tercer joven que ya estaría identificado. El herido, que es vecino de Moaña, fue atendido en primera instancia en el lugar de los hechos y a continuación trasladado a un centro hospitalario de Vigo, con pronóstico reservado.

Los hechos ocurrieron alrededor de las cinco de la tarde en esta céntrica plaza canguesa, donde hay varias terrazas y establecimientos comerciales. Según algunos testimonios, en la reyerta participaron más de media docena de jóvenes menores de edad, de entre 15 y 17 años, y en un momento dado uno de los chicos sacó un arma blanca con la que llegó a apuñalar en la espalda a otro joven. Algunas fuentes señalan que había algún tipo de desavenencia previa entre ellos. "De repente escuchamos un ruido al arrastrar el mobiliario de la terraza y vimos salir corriendo a un grupo mientras los otros se quedaban aquí", explicaban algunas personas que estaban en el lugar.

Los huidos se dirigían hacia el casco histórico y poco después dos de ellos fueron arrestados por la Guardia Civil en el control desplegado a la altura de la intersección entre la Avenida de Bueu y la Avenida de Vigo, en Pedra Alta. En primera instancia los agentes de la dieron el alto a dos jóvenes para proceder a su identificación y determinar su posible relación con el suceso, pero cuando comenzaron a registrar sus mochilas habrían encontrado armas blancas, momento en el que se procedió a la detención. Según fuentes presenciales, los menores intentaron oponer resistencia y fueron reducidos por los guardias civiles.

El joven herido fue atendido en el lugar de los hechos por el personal de uno de los establecimientos que se encuentra en el Eirado do Señal, a la espera de que llegase la ambulancia y los servicios médicos. Procedieron a lavar la herida y a colocarle una venda para intentar contener la hemorragia. El apuñalamiento se localizaba en la espalda y a priori no se apreciaba un corte profundo. No obstante, las fuentes consultadas confirmaron que se trataba de una herida grave que llegaba desde el costado hasta el pulmón. Inicialmente fue trasladado a Povisa pero debido a la gravedad de la herida posteriormente fue derivado al hospital Álvaro Cunqueiro, según confirman fuentes oficiales.

La ambulancia del 061 con base en Cangas estaba en otro servicio, por lo que se tuvo que movilizar a la de Moaña, que previamente tuvo que recoger al personal médico del Punto de Atención Continuada (PAC) del centro de salud de Cangas.

Fiscalía de Menores

Los dos detenidos fueron trasladados al puesto de la Guardia Civil de Cangas, donde se procedió a tomarles declaración para esclarecer los hechos y, al cierre de esta edición, era probable que pasasen la noche en el propio cuartel. Una vez que los agentes concluyan la toma de declaraciones y las diligencias lo que marca el protocolo es que pasen a disposición de la Fiscalía de Menores en Pontevedra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca