16 de agosto de 2019
16.08.2019

Benages y Noguera, ganadores en O Fisgón

La Travesía a Nado de Moaña reunió a lo mejor del triatlón nacional, al contar con figuras como Gómez Noya o Pablo Dapena

16.08.2019 | 03:58

La novena edición de la Travesía a Nado de O Fisgón reunió ayer en la rampa de la Ramona a las principales figuras de triatlón a nivel nacional. Referentes de este deporte como Gómez Noya o Pablo Dapena participaron un año más en la prueba de 2.000 metros, que finalizó con la victoria del valenciano Víctor Benages, en categoría masculina y la catalana Anna Noguera, en la femenina. Este año el evento deportivo se posicionó como el más inclusivo hasta el momento al contar con un recorrido de 400 metros para discapacitados, organizado por la asociación Capacitadh2os.

O Fisgón coronó ayer a los triatletas Víctor Benages y Anna Noguera, al ser los primeros en traspasar la línea de meta situada en la rampa de la Ramona. El buen clima y el poco oleaje permitió disputar la competición sin sobresaltos. El festivo local reunió a más de 250 participantes entre los que se encontraban figuras de primer nivel como Javier Gómez Noya, Pablo Dapena, Víctor Benages, Antonio Serrat o Saleta Castro, la cual en esta ocasión cubrió el papel de mera espectadora.

El ambiente deportivo fue el protagonista de la jornada mañanera en Moaña. Desde primera hora, profesionales y amateurs comenzaron a llegar a las carpas de inscripción para recoger sus dorsales y gorros. Las bicicletas se posicionaron como el medio de transporte preferido por los deportistas de élite, que integraron la travesía en su rutina de entreno diaria. Este es el caso de los campeones mundiales de triatlón Pablo Dapena o Gómez Noya. "Siempre está bien romper con la rutina de la piscina y nadar en entornos tan bonitos", declaró el ferrolano.

El carácter competitivo cobró gran protagonismo a pesar de ser una prueba popular. El reciente campeón del mundo en larga distancia, Gómez Noya, mostró su entusiasmo por participar un año más en esta travesía. "Estoy muy contento de poder estar aquí de nuevo. Afronto esta prueba como cualquier otra, intentaré dar lo mejor de mí", exponía. El tercer clasificado en 2015, el canario Vicente Hernández, en la misma línea declaraba que "hoy vengo a disfrutar. Esta prueba a nado la afronto como un test para las series mundiales, en las que tras mi lesión no he podido participar. Mi objetivo es acabar en el grupo de cabeza".

La novena edición de la travesía estuvo muy reñida. La diferencia entre los cinco primeros clasificados en categoría masculina y femenina fue de escasos segundos. En el grupo de hombres, el valenciano Víctor Benages revalidó el título, consiguiendo de nuevo la primera posición con un tiempo de 22.56 minutos.El pódium lo completó el triatleta junior Antonio Serrat y el reconocido Gómez Noya con 22.58 y 23.01 respectivamente. El cuarto lugar fue para el campeón de Europa junior Romaric Forques, mientras el mundialista Pablo Dapena obtuvo la quinta posición. La prueba femenina acabó con victoria de la triatleta catalana Anna Noguera con 28.02. Inés Castaño y Naomi Martínez terminaron en segunda y tercera posición con un crono de 28.11 y 28.13. Las deportistas Joselyn Brea y Anais Rivas lograron el cuarto y quinto lugar.

Los primeros clasificados en categoría masculina se mostraron contentos con sus resultados. "Durante el recorrido nos mantuvimos a la par. Al haber tantas figuras importantes no se puede bajar el ritmo. Cuando nos encontrábamos a menos de 400 metros decidí apretar un poco más, hecho que me permitió resultar vencedor aunque por muy poco", afirmó el campeón de esta edición.Este hecho fue destacado por Goméz Noya. "El cambio de Benages nos dejó sentados", declaró. "No se caía nadie del grupo, nos conocemos mucho al haber competido juntos en muchas ocasiones", remarcó a la finalización de la prueba Romaric.

Una situación muy similar se vivió en la categoría femenina. "Estuvo muy reñido. Hasta el final no nos aclaramos", declaró Anna Noguera. La segunda clasificada, Inés Castaño, estableció que "Anna es muy rápida. A medida que avanzó la prueba fui capaz de tomar una posición que me sirvió para acabar en segundo lugar".

La travesía convirtió en la más inclusiva hasta el momento. Además de la prueba de 2.000 metros, la edición contó con una de 400 metros para discapacitados, organizada por la asociación Capacitadh2os.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook