01 de febrero de 2019
01.02.2019
Faro de Vigo

El Concello proyecta el acondicionamiento del espacio exterior de la piscina municipal

La intención es integrar la parcela con otras zonas limítrofes de uso público

01.02.2019 | 02:27
Las obras de la piscina de Bueu continúan avanzando a buen ritmo. // Gonzalo Núñez

El Concello de Bueu proyecta el acondicionamiento del espacio exterior de la piscina municipal y su integración con otros espacios limítrofes de titularidad pública a fin de crear un punto de encuentro con la nueva infraestructura como referente. La idea que maneja el gobierno local es la de aprovechar los 600 metros cuadrados que quedan disponibles de la parcela de la piscina -la instalación solo ocupa unos 1.300 de los 1.900 totales de la finca- para acometer una humanización acorde al calado que se pretende tenga la piscina.

Sin embargo, el proyecto que quiere poner en marcha el concello no se limitará únicamente a ese espacio. En la zona existen asimismo terrenos que en su momento fueron calificados como zona libre de usos públicos a través de la modificación del Plan Parcial de As Lagoas. Y los rectores municipales aspiran a que, una vez se elabore la propuesta definitiva para todo el entorno, se acometa su adquisición a través de fórmulas como la permuta. En esa manzana existe también un vial parcialmente urbanizado y sin salida sobre el que se pretende actuar. La idea es acondicionarlo pero restringiendo su acceso a vehículos para que sea usado únicamente con los propietarios de garajes en el mismo. El otro elemento sobre el que se articularía este plan sería la senda paralela al vial anterior, que sirve de acceso al Noite Tapas.

"Existe unha demanda importante de equipamentos comunitarios, e iso require tamén a urbanización dos espazos exteriores", señalan tanto el edil de Urbanismo, Martín Villanueva, como el alcalde buenense, Félix Juncal, que desean que, de este modo, "poida potenciarse máis unha zona que xa conta cunha serie de usos públicos". E insisten en que su apuesta es por un "tratamento integral" en el que se pueda urbanizar toda la manzana aunque, eso sí, en torno a la piscina como principal elemento de atracción. "Hai que favorecer o acceso da xente e contar cun espazo público para desfrutar", señalan, antes de añadir que el proyecto "debe ser aproveitado tamén para poder arranxar ese vial".

Mientras, los trabajos para la construcción de la piscina avanzan a buen ritmo y ya puede apreciarse el armazón del edificio en su planta baja así como el vaso. En los próximos meses se continuará acelerando unas obras que tienen un plazo de ejecución de 16 meses y que arrancaron el pasado mes de octubre. En los últimos días se ha podido conocer que la Diputación ha ampliado el plazo de justificación para proyectos del Plan de Reequilibrio -dentro del cual está la construcción de la piscina buenense- por lo que ahora podrá hacerse hasta el mes de mayo del año 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca