10 de noviembre de 2018
10.11.2018

La Policía afirma que el vecino que entró en casa de su exmujer quiso coger otro cuchillo

Los agentes buenenses mediaron para que el hombre depusiese su actitud

10.11.2018 | 03:47

El vecino de Bueu que fue detenido en la madrugada del jueves después de haber entrado en casa de su exmujer intentó coger otro cuchillo -anteriormente había amenazado con autolesionarse con uno- una vez era conducido por agentes de la Policía Local de Bueu hacia el exterior de la vivienda. La Policía buenense fue la primera en personarse en el lugar de los hechos, en Outeiro, y se encontró con la mujer fuera de la casa mientras el detenido estaba en uno de los cuartos, sentado en el sofá y con el cuchillo apuntándose directamente hacia el pecho.

Los policías trataron de calmarlo y mediaron para que depusiese su actitud, algo que consiguieron tras una charla con él. Sin embargo, y mientras lo acompañaban hacia el exterior de la vivienda, y al pasar por la cocina, el detenido, que responde a las iniciales S.M.M., trató de hacerse con otro cuchillo mientras gritaba en voz alta "Antes de ir para A Lama mátome", algo que impidieron los agentes gracias a una rápida intervención en la que nadie resultó herido. Cuando redujeron al hombre, de algo más de 50 años de edad, lo llevaron al exterior y lo custodiaron hasta que apareció la Guardia Civil, a quien se lo entregaron para que se cursasen las oportunas diligencias.

Orden de alejamiento

El detenido contaba con una orden de alejamiento de su expareja dictada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Marín, y era la quinta vez que la quebrantaba. El mismo Juzgado decretó el jueves su ingreso en prisión. El hombre ya había accedido al interior del domicilio a través de un balcón en la madrugada del martes y repitió la acción en la madrugada del jueves por idéntico lugar. Al parecer fue tras romper una puerta cuando se dirigió a la habitación en la que se encontraba su expareja. Esta consiguió escapar y pudo dar aviso a las fuerzas del orden, esperando ya en el exterior a que acudiesen en su ayuda, mientras el detenido se quedaba dentro con un cuchillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook