09 de noviembre de 2018
09.11.2018

La avería de una línea subterránea deja sin luz a 416 clientes en el centro de Cangas

La compañía distribuidora UFD (antigua Fenosa) recibió el incidente a las 13.44 horas y dice que se subsanó a las 15.15 -El mal estado del mar dejó amarrada a parte de la flota

09.11.2018 | 04:01

Una avería en una línea subterránea dejó ayer sin suministro eléctrico, pasado el mediodía, a cerca de medio millar de vecinos del centro urbano de Cangas, en una jornada marcada nuevamente por la inestabilidad atmosférica, con intensa lluvia. La empresa suministradora Energy a través de su distribuidora UFD (antigua Fenosa) confirma que recibió la comunicación de la incidencia en Cangas a las 13.44 horas y que se resolvió a las 15.15.

Sin poder confirmar que estuviera vinculada a la lluvia y el viento, aunque coincidió con una jornada de trombas de agua, la compañía asegura que la avería de la línea subterránea afectó a 416 clientes de las calles Alfredo Saralegui, rúa Fomento, Praza do Costal, Avenida Montero Ríos, Buenos Aires, subida Torre do Galo y un tramo de la rúa Cervantes. El apagón no afectó a todos los edificios por igual y así había negocios en los bajos que sí tenían luz, mientras que otros tuvieron que parar su actividad.

Se trata del segundo apagón importante que se registra en el municipio en donde la semana pasada también se produjo otro en la zona de la avenida de Marín que dejó sin suministro eléctrico a 1.642 clientes a lo largo de la mañana.

En el mar, el mal tiempo volvió a dejarse sentir y parte de la flota estuvo amarrada en los puertos. Algunos barcos de las artes del miño sí salieron y faenaron en Cíes, con menos olas de fondo que el día anterior pero con mucho viento. En la Cofradía de Cangas confirman que trabajaron los sectores del marisqueo a flote, erizo y navaja.

En Bueu las fuertes precipitaciones provocaron problemas puntuales en la red de sumideros en el aparcamiento de la antigua Casa do Mar y nuevamente en la calle Pazos Fontenla, frente al río Bispo. En este caso es la segunda incidencia en lo que va de semana y desde el Concello de Bueu aseguran que se ha detectado la causa: la conexión irregular de una canalización de pluviales de un edificio de la zona, que está enganchada a la red de saneamiento. El alcalde, Félix Juncal, ordenó ayer a la concesionaria del servicio, Aqualia, que procediese a anular esa conexión.

Para hoy se espera un nuevo frente asociado a una profunda borrasca al oeste de Irlanda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook