26 de octubre de 2018
26.10.2018
Auditoría a la Estación Depuradora de Residuales

La EDAR de Cangas no supera el examen de Augas de Galicia que la califica de deficiente

En la visita se pudo comprobar el mal aspecto del agua tratada -El equipo de desinfección está apagado y es necesario reparar y poner en funcionamiento los filtros previos, así como instalar las bombas de arenas

26.10.2018 | 04:16

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Cangas no supera el examen de Aguas de Galicia. En la auditoría realizada señala que la valoración se considera deficiente dado el mal aspecto del agua tratada durante la visita técnica, "como son o feito de manter o tratamento terciario fora de servicio, os problemas derivados de manter fora de servicio a balsa número 1, tendo en conta os problema dos equipos de aireación e o mal estado do pretratamento.

La auditoría recomienda revisar y poner a punto para su funcionamiento el sistema de desinfección ultravioleta instalado en la planta. Considera que es importante ese aspecto porque la EDAR vierte a a una zona GAL y a escasa distancia de una zona de baño, como es la playa de Areamilla. Señala la auditoría que hay que reparar y poner en funcionamiento nuevamente los filtros previos de desinfección, instalar las bombas de áreas retiradas del pretratamiento y "dado o precario estado no que se atopan os equipos de aireación recoméndase traballar con duas balsas. Deste xeito non se porá en risco o tratamento no caso de que se repita un episodio de avaría. As cargas contaminantes do periodo estival tamén apoian o uso do segundo reactor a fin de mantenerse dentro dos parámetros de operación normais para este tipo de proceso".

Entre las incidencias destacadas señala que desde el verano de 2016 la concesionaria decidió que la planta operara con un solo reactor biolóxico, manteniendo la otra bala vacía. La segunda planta está lista para operar en caso de necesidad tras la operación de los soportes de aceleración de corriente. La auditoría de Augas de Galicia señala que las averías de los sistemas de aireación, así como el aumento de las cargas de entrada en los meses de verano ponen en riesgo el tratamiento en el caso de que solo se utilice un reactor. Hace referencia a que el equipo de desinfección ultravioleta se encuentra fuera de servicio desde principios de 2017 y que las bombas del area del pretratamiento permanecen retiradas, "xa que dado o desbaste e insuficiente se atascaban con moita frecuencia. A planta non dispón do sistema de extracción de áreas ao estar retiradas as bombas, retíranse periódicamente mediante vaciado das canles de desareado". También indica que durante la visita técnica se apreciaron muchos flotantes en el decantador secundario y el aspecto del agua tratada es deficiente, con alta turbidez y presencia de "flóculo".

El informe señala que las muestras de auga tratada cumplen los límites establecidos en la directiva 91/271, pero que la desinfección se encuentra fuera de servicio desde su instalación en la planta, por lo que los resultados en las muestras de microbiología superan ampliamente los valores de referencia de Augas de Galicia. También señala que a pesar de las importantes precipitaciones registradas en las semanas previas a la visita técnica no se produjo un alivio desde la cabecera de la planta, "feito este moi habitual en anos anteriores". Las bombas de áreas fueron retiradas ya hace años por el explotador, por los continuos atascos que sufrían. La planta no dispone del sistema de extracción de áreas al estar retiradas las bombas.

No sale airosa la concesionaria del agua de este examen. Y hay que recordar que el sistema de depuración por rayos ultravioletas, que lleva sin funcionar desde que se instaló, es una cuestión que se repite en todas las pruebas. La mala depuración le cuesta dinero al Concello de Cangas, al que Augas de Galicia ya impuso varias sanciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas