25 de septiembre de 2014
25.09.2014

Protesta de curas de Cangas contra la procesión de Vigo a Cíes

En 1698 los clérigos de la Colegial canguesa se quejan de la intromisión del cabildo vigués al acudir a las islas, de su jurisdicción

25.09.2014 | 02:09
La primera página del documento de 1698 de queja de los clérigos.

El Archivo Histórico de Pontevedra guarda un documento sobre una protesta realizada por dos curas racioneros de la Colegiata de Cangas en1698, a través de un escribano que tenía las mismas prerrogativas que los notarios actuales, contra el monasterio franciscano y la Colegiata de Vigo, por invadir sus competencias con una procesión marítima a las Cíes. El investigador de Moaña, Manuel Uxío, transcribe el documento que se trasladó a la Justicia y Regimiento (equivalente a alcaldía) de Cangas, que dependía del Arzobispado y provincia de Santiago y a la que eclesiásticamente siguen perteneciendo las islas Cíes.

(Mayo 3, 1698). Escribano de la villa de Cangas, Diego Ramírez Montejano:

"Al escribano presente pedimos, nos los licenciados Domingo González Bon y Baltasar Fandiño de Goyanes, clérigos, curas, racioneros prebendados de la Iglesia Colegial de Santiago de la villa de Cangas, diócesis compostelana nos dé por fe y testimonio; en manera que haga fe a todo tiempo en juicio, y fuera de él, de este, que por lo que nos toca, y en nombre de su merced el Rvdo. Cabildo de dicha Colegial; de quien para esto tenemos poder, y en nombre de S.Sª. Iltma. El Sr. Arzobispo del Señor Santiago hacemos y tomamos = Contra el Rvdo. Padre Predicador fray Antonio López Gil, guardián del convento de Santa Marta de la villa de Vigo de la Orden de San Francisco, su Presidente y Comunidad = Y contra su merced el Rvdo. Cabildo de la Iglesia Colegial de dicha Villa de Vigo, y en su nombre al Semanero, o Racionero de dicha Colegiata, para que llegue a su noticia; y a los demás Sacerdotes o Dignidades de la Diócesis del Obispado de Tuy que señalamos, y a cada uno y cualquiera de sus mercedes en particular; y en general, a quien fuere hecho saber y enterado = En que decimos, que bien saben, deben saber, y les consta, en como su merced dicha Colegiata de la Villa de Cangas, su Prior y Racioneros, como tales Curas tienen jurisdicción antiquísima, y es su agregado las Islas de Bayona; que llaman de Sias, y en ellas hubo dos conventos de Religiosos y Religiosas; que por haberse arruinado, y hecho inhabitables, causa de los enemigos de nuestra Santa Fe. Antes y después de ello, la dicha nuestra Colegiata con su Cabildo ha hecho, y hace, procesiones generales por mar, en alabanza de su Divina Majestad y recuerdo de dichos Santuarios. Y su merced la Justicia ordinaria de dicha Villa de Cangas, puesta por la dignidad de Su Sª. Illma. dicho Sr. Arzobispo en dichas islas administra Justicia y asiste a las misas solemnes con los Regidores y Procurador general de ella = Y si sucede algún Sr. Sacerdote de dicha Diócesis de Tuy querer decir misa en dichas Islas, y partes de sus Santuarios piden licencia a dicha nuestra Colegiata; o a su Semanero = De manera que en lo espiritual y agregado toca a dicha nuestra Colegial; y en lo temporal; que dicha tierra pertenece a Su Sª. Illma. dicho Sr Arzobispo, de quien dicha Colegiata es súbdita; = Y estando en esta quasi posesión antiquísima, sin contravención de otro ningún Sr. Prelado ni persona. Ahora, nuevamente a noticia de nuestra Colegial, y de su Rvdo. Cabildo ha venido en como en contravención de ello; y por querer usurpar jurisdicción, dicho Rvdo. Padre Predicador fr. Antonio López Gil con su Comunidad y acompañado de su merced dicho Rvdo. Cabildo de Vigo, sus más Eclesiásticos y personas seculares de dicha Diócesis y Obispado de Tuy se quieren entrometer y hacer fuerza por sus autoridades a irse a dichas Islas con procesión general, Cruces, Estandartes e Imágenes, y a decir misas solemnes, alterando y perjudicando nuestro derecho parroquial, y a la dignidad arzobispal = Por tanto, que les pedimos, y requerimos una, dos tres, y las más veces en derecho, necesarias, se abstengan de hacer semejante fuerza pues, semejantes funciones, y los demás nos tocan privativamente a los tiempos y cuando nos parece, y de como así se lo pedimos, requerimos, y exhortamos, cuanto podemos; el presente escribano nos lo de por fe y testimonio; y de deliberárense a lo que intentan con la protesta, en tal caso necesario, protestamos, contra sus mercedes y más Cooperantes y cualquiera de ellos todos los daños más que sobreviniere, intereses, y menoscabos, que se ofrecieren, y a los presentes. Rogamos nos sean testigos =

Otro si por nos y en nombre nuestra dicha Colegial, y su Rvdo. Cabildo, pedimos y requerimos al presente escribano haga saber esta protesta a su merced D. Francisco Henriquez de Vargas, Juez y Justicia ordinaria de dicha Villa de Cangas o en su lugar, al Teniente, y a sus mercedes los Regidores de ella y su Procurador general, para que también la tengan entendido, y que se deliberaren dicho Rvdo. Padre guardián, Su Vicario, o Súbditos, y su merced dicha Colegiata de Vigo, y más Sacerdotes y personas a intentar hacer dicha procesión e interrumpir nuestra posesión y lo que nos toca; y a su Sª. Illma. Dicho Sr. Arzobispo con toda modestia, y sin alteración, que con la protesta que para ello hacemos en tal Caso necesaria Actúen sobre de ello conforme a derecho para que conste a todo tiempo a donde sea necesario; y así también se lo pedimos, y requerimos = Y los presentes, que lo fueren, rogamos nos sean testigos.

Intimación

Dentro del convento de Santa Marta de la villa de Vigo y celda del Padre Fray Antonio López; guardián de dicho Convento, a tres días del mes de mayo de mil seiscientos y noventa y ocho años, yo Escribano, a requerimiento de los licenciados D. Domingo González Bon y D. Baltasar Ignacio Fandiño de Goyanes clérigos, Curas y Racioneros de la Colegial Iglesia de la Villa de Cangas, contenidos; en la protesta antecedente: la intimé, leí y declaré; al dicho Padre guardián de manera que la pudo entender que dijo que la oye; y que no pretende quitar ningún derecho parroquial al Cabildo de la Villa de Cangas ni a otra persona ninguna sino ir, por rogativa con su Comunidad al campo; pidiendo a su Divina Majestad por los buenos temporales con su cruz de palo y glorioso San Antonio cantando la letanía y decir una misa en el campo; sin que por ello pretenda adquirir jurisdicción ni posesión ninguna, y esto respondió y firmó y volvió a decir que esto con la pregunta de Su Illma. El Sr. Arzobispo de Santiago de quien son dichas islas de Bayona a donde pretenden ir; ut supra de lo cual fueron testigos Don Diego de Tobar y Salas, asturiano, vecino de esta Villa de Vigo y José Suarez de Romay de la de Cangas, y de ello, yo Escribano doy fe.

Al Racionero Francisco Núñez

En la villa de Vigo, a tres días del mes de mayo de mil seiscientos y noventa y ocho años, ante mi Escribano, de pedimento de los dichos licenciados D. Domingo González Bon y D. Baltasar Ignacio Fandiño, Racioneros de la Colegial de la Villa de Cangas. Leí e intimé la protesta antecedente e hice saber la respuesta de arriba al licenciado Francisco Núñez, Racionero; Uno de los de la Iglesia Colegial de esta Villa y cura semanario de ella, en su persona que dijo que oye la protesta y que por ahora, el Cabildo de la Colegial Iglesia de dicha Villa no tiene intención de ir en procesión de rogativa a las islas que refiere la protesta que correspondía y firmo y Doy fe = Y de ello fueron testigos Domingo Pérez Leal, escribano de Su Majestad , el licenciado Francisco de Amorín Cabral y Miguel Rodríguez, vecinos de dicha Villa. Ut supra.

Justicia y Regimiento

En la villa de Cangas, a tres días del mes de mayo de mil seiscientos y noventa y ocho años, yo Escribano, de pedimento de los dichos licenciados D. Domingo González Bon y D. Baltasar Ignacio Fandiño, Racioneros de la Iglesia Colegial de esta Villa. Intimé, leí y declaré la Protesta antecedente; y otrosí de ella a su merced Justicia y Regimiento de esta Villa que lo representan su merced D. Francisco Enríquez de Vargas, juez ordinario de esta dicha Villa y su Jurisdicción, D. Antonio Mariño de Lobera, Francisco Romero y Benito Soliño, Regidores y José Suárez de Romay; Procurador general de esta dicha Villa y su agregado. Estando juntos en ayuntamiento en sus personas, que habiéndola visto y entendido, dijeron que la oyen; y que llegando el caso harán la diligencia que convenga; esto respondieron y firmaron de pago fe.

En cuatro de mayo del año de 1698 debo proceder dar por cerrados esta protesta y los requerimientos hechos en favor de dos racioneros que ella refiere ? y lo firmo y doy fe.

Ramírez Montejano

(*) Investigador de Moaña

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores