22 de agosto de 2014
22.08.2014
Festas do Cristo de Cangas

Carlos Pérez Alonso "Sé que muchos se preguntarán por qué un vigués dará el pregón este año"

El olímpico reconoce ser muy devoto del Cristo y que está encantado de que le concediesen este honor

22.08.2014 | 01:58

El Concello de Cangas ha escogido la figura de un atleta de renombre en la historia del deporte de Vigo y su comarca para que pronuncie este año el pregón del Cristo. Carlos Pérez Alonso tiene una trayectoria de más de cincuenta años en los circuitos de atletismo e incluso participó en tres olimpiadas. Desde la concejalía de Cultura recalcan que este año se escogió la figura de Pérez Alonso "por su trayectoria y por ser un ejemplo de deportividad, trabajo y esfuerzo". El exatleta olímpico dará su pregón desde la Casa Consistorial canguesa mañana sábado, a las 12.00.

- Usted se denomina vigués de pura sangre. Aunque asegura tener un vínculo con la comarca de O Morrazo muy fuerte, ¿cuál es ese vínculo?

- Tengo varios vínculos con esta zona. El primero es mi abuelo, a pesar de ser de Santiago, fue destinado como juez a Moaña. Allí conoció a mi abuela y tuvieron a mi madre. Aquí sale mi segundo vínculo, mi madre es moañesa, de hecho está enterrada allí. Mi tercer vínculo es mi hermana Carmiña, lleva cincuenta años viviendo en Cangas, de hecho es canguesa distinguida. Carmiña estaba casada con Pepe Cordeiro , presidente del antiguo casino de Cangas, corresponsal de la agencia EFE y concejal de Deportes. Él y yo fundamos la carrera popular de pedestrismo de Cangas que actualmente se conoce como Memorial Pepe Cordeiro.

Recuerdo que gané ese maratón los primeros años, estoy hablando del año 68-69 más o menos. Otro vínculo que tengo con la comarca es mi nieta, que está casada con el jugador del Alondras, Rafa Outeiral. Y mis nietos veranean en Liméns.

- Entonces ya conoce bien las fiestas del Cristo de Cangas.

-Por supuesto que sí. Sé que muchos se preguntarán por qué un vigués viene a dar el pregón del Cristo de Cangas. En mi discurso lo voy a mencionar y voy a justificar todo mi vínculo con la comarca. Aunque por encima de eso, yo soy muy devoto del Cristo, da igual que sea el de Cangas que el de Vigo, para mí todos son iguales pero cada uno tiene el suyo. En mi cuello llevo el Cristo de un lado y de el otro. Además, en los barcos de pesca que teníamos, que también faenaban en Cangas, en el puente siempre estaba la imagen del Cristo y la de la Virgen del Carmen. Quiero recalcar bien en el pregón lo de la devoción al Cristo, porque muchos se declaran no creyentes, pero luego cuando pasa algo se encomiendan a él como el más devoto. [entre risas]

- ¿Cómo recibió la propuesta para leer el pregón este año?

-El concejal de Deportes de Cangas, José Luis Gestido, fue alumno mío. Me dijo: " Carlos ¿me puedes hacer un favor?" yo le respondí que sí. Y me dijoe: "Acordamos que serías tú el que leería el pregón este año". Todo esto pasó el martes y yo le respondí que no había problema. Una vez, un alto directivo del Real Madrid de baloncesto, cuando me querían fichar, me dijo en su despacho del Bernabeu: "Carlos, mira que el Real Madrid es como la lotería, si te sale el número acertado y no lo coges, nunca te va a volver a tocar". Pues esto es igual con el pregón. Cuando Gestido me lo propuso, le dije que sí porque no sabía cuando iba a volver a tener la ocasión de hacer esto.

- Aparte del Cristo, ¿de qué más va a hablar en su pregón?

-Hablaré de varias cosas, pero quiero que sea sorpresa. Lo que le dije a Gestido fue que me pasase los tres últimos pregones para no repetirme en nada. Muchas veces ocurre que los pregones se parecen mucho de un año para otro y parece que se copian y yo no quiero copiar a nadie. Siempre digo que quiero ser como Di Stefano en el fútbol.

- ¿Cómo fueron sus comienzos en el mundo del atletismo?

- Fue por una tontería. Yo practicaba vela, tenis de mesa y baloncesto. Entonces había un campeonato del Frente Nacional de campo a través en Pontevedra y me dijeron que fuera yo de director de deportes con el equipo. El tren de Vigo a Pontevedra, estoy hablando del año 52, paraba un cuarto de hora en Arcade, entonces los corredores bajaron al apeadero, se pusieron a correr y a hacer el tonto y uno se hizo un esguince en el tobillo. Me propusieron a mí para sustituírle Al principio dije que no, pero luego me enfundé unas zapatillas, de aquella eran de esparto, y corrí los cinco quilómetros. Salí a correr y mi sorpresa fue que para la competición había sido un paseo para mí y que había quedado de cuarto en el campeonato y de primero de debutantes. A partir de ahí, fue cuando empecé a dedicarme al atletismo.

- Tras participar en tres olimpiadas y ganar tantos campeonatos. ¿Qué más le queda por hacer?

- Ahora mismo viajar y estar con mis nietos. No paro de viajar por el mundo. Desde que empecé a competir no he parado de viajar y esa afición todavía la conservo. Puedo decir que he estado en una treintena de países pero que no los conozco todos. Mi objetivo actual es llevar a mi mujer a todos los países en los que yo he estado y poder visitarlos tranquilamente. Cuando íbamos a competir o en las olimpiadas, nos quedaba muy poco tiempo para dar una vuelta por la ciudad y conocer el país y la cultura del mismo ya que teníamos entrenamientos, recepciones, reuniones de equipo etc. En cuanto a mis nietos, después de mis hijos son mi alegría, me aportan muchísimo. Hace poco me los llevé de viaje a Eurodisney y llegamos ayer [por el miércoles]de Oropesa del Mar. Lo pasamos genial. A todos les gusta el deporte, supongo que les viene de familia. Y gracias a ellos yo también en el deporte. Estoy preparando al equipo de futbito de uno de mis nietos en los pre benjamines, alevines y cadetes y así aprovecho el rato para estar con ellos. A otro de mis nietos juega al béisbol y ya está entrenando a los infantiles mientras juega con los juveniles y lo llamaron para ir a un campeonato de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores