09 de julio de 2008
09.07.2008

Vicepresidencia elude tomar partido en el caso de Moaña al estar en proceso judicial

09.07.2008 | 11:14

Los responsables autonómicos rehúsan valorar la actuación de Alecrín, que mantiene escondidas a la madre y la niña

El departamento del menor de la Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar de la Xunta no intervendrá en el caso de la niña moañesa cuyas familias están enfrentadas a causa del régimen de visitas. Los responsables autonómicos argumentan su decisión recordando que existe un proceso judicial en curso, al tiempo que muestran su "total respeto" por la labor del juez encargado del caso.

También rehusan hacer cualquier tipo de valoración sobre el papel que está desempeñando en este conflicto familiar el Grupo de Estudios Sobre a Condición da Muller Alecrín, colectivo que mantiene bajo su protección a la madre, María García Cancelas, y a la menor, de 7 años de edad. De hecho, la presidenta de la asociación feminista, Ana Míguez, aseguró públicamente en varias ocasiones que no desvelará el paradero de ninguna de las dos, a pesar de que el juez ordenó a la Guardia Civil "auxiliar" al padre para que pueda disfrutar de un mes con la pequeña.

Míguez afirma que "tiene constancia" de que las fuerzas de seguridad se personaron en las dependencias que el colectivo tiene en Vigo, aunque asegura que ella no se encontraba allí en ese momento. "Ahora estoy citada para el viernes en el Juzgado de Cangas", anuncia.

Desde la Guardia Civil de Pontevedra explican que ellos solamente se desplazaron a la casa de la familia materna de la menor para cumplir el auto del juez y que la niña no se encontraba en el domicilio. En estos momentos están a la espera de una nueva resolución judicial.

Primeras comparecencias

Desde Alecrín indican que varios vecinos de Moaña comparecieron ya ante el juez que instruye el caso para relatar los ejemplos de malos tratos que al parecer habrían presenciado. En este sentido la presidenta del colectivo, Ana Míguez, asegura que incluso tienen constancia de un intento de atropello por parte del ex compañero sentimental de María García. "Sabemos que hay una vecina que lo presenció pero no conseguimos localizarla", sostiene. Por ello, vuelve a reclamar la colaboración ciudadana, al igual que hiciera en la concentración del pasado lunes ante el consistorio moañés. "Agradecemos la solidaridad de todas las personas que acudieron al acto en apoyo de María, en especial la de aquellos que decidieron comparecer ante el juez", comenta.

La familia de la joven moañesa, por su parte, mostró también su agradecimiento a todas las personas que se desplazaron hasta Moaña para participar en la concentración solidaria. Aseguran sentirse desbordados por las muestras de apoyo recibidas en estos días y esperan que todo acabe lo antes posible.

Por último, indican que en todo este tiempo no tuvieron contacto alguno ni con la niña ni con la madre. "Sabemos que están bien a través de la gente del centro", comenta un cuñado de María García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook