09 de septiembre de 2018
09.09.2018

El BNG volverá a llevar al Parlamento la mejora de la atención sanitaria en Lalín

Critica la supresión de radiología por las tardes en verano y la falta de cobertura de bajas y vacaciones del personal - Exige plazos, presupuestos y especialidades del nuevo centro

09.09.2018 | 03:17
Miembros del BNG, ayer, tras la reposición de la pancarta en el puente de Lalín 2000. // Bernabé/Javier Lalín

El Bloque Nacionalista Galego reactiva su campaña en demanda de la construcción de un Centro de Alta Resolución (CAR) en Lalín. Y lo hace reponiendo la pancarta que le había sido retirada por Demarcación de Carreteras en el viaducto de acceso al polígono Lalín 2000 sobre la vía Nacional 525. Los nacionalistas volverán a llevar al Parlamento de Galicia la mejora de la atención sanitaria en el municipio y la exigencia de plazos, presupuestos y especialidades para la construcción del nuevo centro largamente comprometida.

La pancarta simboliza la "reivindicación por el deterioro de los servicios sanitarios, que aumenta en verano debido a los recortes que practica la Xunta, agravados en Lalín porque no solo no baja la población, sino que sube en agosto", manifiesta Manuel Carbón, responsable local del BNG. Una de las especialidades que ha visto mermadas sus prestaciones es radiología, suprimida por las tardes desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre. Esto ha hecho dispararse hasta quince días las listas de espera, cuando era un servicio que carecía de ellas, y eso que "muchos vecinos ya optan por acudir a la sanidad privada para no tener que esperar", subraya Carbón.

Las vacaciones y bajas de los médicos tampoco se cubren con personal de refuerzo, sino que se doblan los turnos a los facultativos que quedan. De este modo, "aumentan los tiempos de espera, baja la calidad de la atención y saturan a los propios profesionales", señala.

El BNG también se hace eco de una queja cada vez más frecuente entre los usuarios: La ausencia de servicio de pediatría por las tardes. "Es una demanda creciente entre los padres, ya que, cuando les surge cualquier problema de salud a sus hijos, son desviados directamente al hospital de Santiago", expone el responsable del Bloque.

Más servicios privados

A su juicio, la proliferación de servicios sanitarios privados en Lalín, y cada vez con más clientela, es "un claro síntoma de que falla la sanidad pública". "Que quede claro que no nos parece mal que se monten negocios privados, pero no puede ser porque la gente no tiene servicios públicos a los que acudir por sus problemas de salud", dice.

Además de las mejoras en el actual centro de salud, el BNG insiste en reivindicar la construcción del CAR, tal como estaba concebido originalmente, antes que el centro de especialidades anunciado por el PP. "No hay plazos, ni presupuestos ni sabemos qué especialidades tendrá", lamenta Carbón, que teme que la Xunta del Partido Popular "quiera acercar lo máximo posible el anuncio del nuevo centro a las elecciones municipales del 2019", a fin de sacar beneficio político.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook