18 de marzo de 2020
18.03.2020
Faro de Vigo
COVID_19 en la comarca

De joya turística a pueblo fantasma

El estricto cumplimiento de la cuarentena hace que O Grove presente una imagen desoladora

18.03.2020 | 10:53

Durante los primeros días de cuarentena los vecinos y el alcalde alertaron de la nutrida llegada de turistas, sobre todo madrileños, que buscaban en las segundas residencias de que disponen en O Grove un lugar en el que alejarse del coronavirus y, en cierto modo, alejarse de las estrictas normas de cuarentena que empezaban a aplicarse en la capital de España.

Pero las restricciones llegaron con ellos, de tal forma que ahora unos y otros, nativos y visitantes, están confinados en sus casas.

Todos parecen cumplir a rajatabla las condiciones de reclusión domiciliaria impuestas, por eso ahora ya nadie se escapa a la playa, nadie se atreve a surcar la ría en barco de recreo y nadie hace cola en la puerta de un restaurante.



Esto hace que una joya para el turismo en Galicia y España como es O Grove, con su isla de A Toxa, su playa de A Lanzada y su gastronomía, se haya convertido en un pueblo fantasma donde los silencios se han apoderado de todo durante prácticamente todo el día, y por supuesto, durante la noche.

Es cierto que los mecos han creado grupos propios en las redes sociales para mantenerse en contacto, hacer amigos, entretenerse y, sobre todo, pasar la cuarentena de la forma más agradable posible.

Como también lo es que a través de ese medio se citan todas las noches para salir a las ventanas y balcones para homenajear al personal sanitario y animarse a ellos mismos cantando al unísono todo tipo de temas, como "A Rianxeira", el himno de Galicia, el de Europa o el mítico "Resistiré" del Dúo Dinámico.

Incluso han elaborado un listado con los temas a interpretar en cada velada, incluyéndose en los próximos días canciones de Alejandro Sanz, Joaquín Sabina, Luz Casal, Juan Pardo, Los del Río y tantos otros.


<h2 style="color:red;">EN DIRECTO</h2><hr style="border-top: 1.5px solid #41A1BA;"><a href="https://www.farodevigo.es/sociedad/2020/03/16/coronavirus-galicia-ultima-hora-directo/2263508.html" style="color:#27798c; text-decoration:none; font-size: 1em;"><img alt="" src="https://mas.farodevigo.es/uploads/2020/03/12/coronavirus-galicia-ultima-hora-76g0.jpg" style="width: 120px; float: left; margin: 5px; height: 120px; padding: 15px" /><h3>Coronavirus en Galicia: última hora</h3></a><p>Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad</p><hr style="border-top: 1.5px solid #41A1BA;">


Pero esas salidas al balcón son prácticamente las únicas muestras de vida en la localidad, ya que durante el resto de la noche, y también de día, la calles presentan una imagen absolutamente desangelada.

Un puñado de personas en la lonja, otras tantas que pasean a sus perros, unas pocas que salen del supermercado o de la farmacia€ Eso es todo.

Centro de artesanía O Redondo.


Las calles están completamente vacías, los parques y playas siguen precintados y la isla de A Toxa parece un territorio muerto que nada tiene que ver con el bullicio que siempre caracterizó a este espacio insular internacionalmente reconocido.


Los burros y los grobits 

En este caso hay que decir que los burros que habitan una de sus parcelas en el Monte Central campan a sus anchas, sin nadie que los mire, los acaricie o los fotografíe.

Al igual que vacíos están los senderos del Parque Forestal y su Aldea Grobit, el Beach Club, el campo de golf, el puerto deportivo, los centros comerciales y de artesanía La Aldea y O Redondo y, en definitiva, todos esos espacios que siempre caracterizaron a esta isla como destino turístico preferente.

A Toxa, vista desde Monte da Vila.

Los bares, restaurantes y hoteles, que en O Grove son cuantiosos, siguen con sus puertas cerradas, los barcos de pasajeros permanecen amarrados y están inoperativos el Acuario O Grove, el Museo de la Salazón y el centro de interpretación de la cultura agraria O Quinteiro de Temperán, por citar algunos ejemplos.

En definitiva, que el silencio se apodera de todo y solo se ve interrumpido con el martillear de algunos obreros o el cepillo que emplea alguien que restaura un barco en el puerto de O Corgo.

Las obras del Auditorio.

En Monte da Vila, justo frente al centro de salud, la situación es algo diferente, ya que allí se encuentran los obreros que levantan el Auditorio Municipal-Escuela de Música.

Pero en San Vicente el silencio vuelve a apoderarse de todo, incluso de paseos marítimos tan importantes como el de Pedras Negras-Con negro, del puerto deportivo y de auténticos referentes del bullicio como el local de copas El Náutico, en la playa de A Barrosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia