16 de agosto de 2017
16.08.2017

La romería popular, una tradición ineludible

San Roquiño o Pequeno tuvo ayer su día especial con misa ante la capilla y procesión

16.08.2017 | 01:55

Las fiestas principales de Vilagarcía no logran eclipsar la tradicional romería de San Roquiño o Pequeno que cada 15 de agosto se celebra en el barrio donde está situada la capilla en honor al santo. La misa cantada por la coral Santa Eulalia tuvo lugar en la explanada exterior de la capilla, tras la que se celebró la procesión por todo el entorno de la calle San Roque. Gigantes y cabezudos encabezaron la comitiva compuesta por más de 300 personas, entre las que estuvieron los miembros de la agrupación Os Terribles de Arousa y la Banda de Música.

Los vecinos del barrio de San Roque tuvieron ayer su jornada de fiesta para rendir tributo a San Roquiño o Pequeno, ante la capilla ubicada en la calle dedicada al santo. Se trata de una romería popular que mantiene su tradición, sin ser eclipsada por la organización las fiestas grandes de Vilagarcía de Arousa.

La explanada junto a la capilla de San Roque fue preparada para la celebración de la misa de campaña que tuvo lugar a las 11.30 horas cantada por la coral Santa Eulalia.

Cientos de devotos se dieron cita ante la capilla con velas y exvotos para cumplir las promesas al santo. Al finalizar la misa, la comitiva se preparó para iniciar la procesión, por lo que efectivos de la Policía Local procedieron al corte de tráfico en la calle San Roque, desde las inmediaciones del instituto Castro Alobre hasta la Plaza de la Independencia.

Los gigantes y cabezudos, junto con el grupo folclórico Os Terribles de Arousa, iniciaron la procesión, tras la que iba el crucifijo, el estandarte y finalmente la imagen de San Roquiño o Pequeno, portada por vecinos del barrio. La columna humana ocupaba unos 200 metros de calle, ya que los devotos estuvieron acompañados por los miembros de la coral y también de la Banda de Música.

La romería popular se completó con reparto de empanada y vino para todos los asistentes, tras la procesión. Por la noche, en el barrio de San Roque se celebró una verbena popular a cargo de "Tres Latinos y "La Ola".

La festividad de San Roquiño o Pequeno tuvo que competir este año con la celebración del mercadillo al otro lado de la ciudad, zona donde ayer se centró toda la actividad comercial de Vilagarcía de Arousa.

El Concello autorizó la apertura del mercado de abastos a petición de la asociación de placeros, y también del mercadillo anexo, a instancias de los vendedores ambulantes. Hubo gran movimiento en esta zona durante toda la mañana hasta las dos de la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

PLAN SOCIAL ENCE

El programa ha repartido 3 millones de euros entre colectivos sociales, deportivos, culturales y empresariales

 
 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia