Pontevedra naufraga en la economía social: lento recorte de la brecha salarial y pocas cooperativas

Es la peor ciudad de Galicia en ratio de entidades prestadoras de servicios sociales y apenas cuenta con 17 cooperativas, cuatro veces menos que Ourense o Lugo | Las mujeres cobran un 13% menos que los hombres

Propuesta de rehabilitación del viejo conservatorio de la calle Alfonso XIII.

Propuesta de rehabilitación del viejo conservatorio de la calle Alfonso XIII. / FdV

El municipio de Pontevedra puede presumir de ser la ciudad gallega con una población más joven, donde menor porcentaje de personas llegan con mucha dificultad a fin de mes y de ser la urbe con el número más bajo de hogares unipersonales. Así se pone de manifiesto en el Observatorio Urbano de este año, que cada ejercicio elabora el campus de la Universidade de Vigo. Pero hay un apartado en el que Pontevedra aún naufraga: el apartado social, en especial en el ámbito de la economía. Es la ciudad gallega con menos cooperativas y donde la brecha salarial entre hombres y mujeres se reduce de forma más lenta.

Son datos que también figuran en el citado Observatorio, uno de cuyos comentarios es muy significativo: “Destacan algunos de los indicadores relacionados con la variable de bienestar y salud, y en concreto Pontevedra destaca en negativo por ser la ciudad de las siete contempladas con peor ratio de entidades prestadoras de servicios sociales por cada mil habitantes (0,99)”, unos puestos de cola que se repiten en cuando a centros de este tipo.

Otro capítulo en el que patina la ciudad es el relativo al número de cooperativas. En las siete urbes gallegas hay más 600 agrupaciones de este tipo, pero solo son 17 a orillas del Lérez. Son cuatro veces menos que en Ourense (65) o Lugo (58) y muy lejos de las 85 de A Coruña, 110 de Santiago y 247 de Vigo. Incluso Ferrol, con mucho menor dinamismo social, demográfico y económico que Pontevedra, alcanza las 29.

En concreto, estas 17 cooperativas se reparten en nueve de trabajo asociado (dos de ellas de carácter juvenil), tres de viviendas, dos de transportistas, otras dos de servicios y una de enseñanza. En el conjunto de las siete grandes ciudades gallegas el ratio de cooperativas por cada mil empresas creció más de un 9% en el año 2022, con el caso relevante de Vigo, donde aumentó cerca de un 16%. Solo Pontevedra vio descender esa tasa en casi un 4%, según los datos del Observatorio, basado en el registro de la Xunta de este tipo de colectivos.

“Destacan algunos de los indicadores relacionados con la variable de bienestar y salud, y en concreto Pontevedra destaca en negativo por ser la ciudad de las siete contempladas con peor ratio de entidades prestadoras de servicios sociales por cada mil habitantes (0,99)”

Además, se trata de cooperativas creadas hace tiempo. Cuatro de cada diez se fundaron hace una década o antes y en todo 2022 no se creó ninguna. Es un dato muy llamativo en lo que se refiere al apartado de la vivienda, ya que es una práctica no infrecuente a la hora de tramitar, construir y adquirir así un piso. De hecho, en el barrio de Valdecorvos se promovieron varias agrupaciones de este tipo, pero sin continuidad en el tiempo, ya que hay al menos un par de parcelas disponibles en esa urbanización para promociones de este tipo, pero la Xunta no ha logrado adjudicarlas por falta de demanda.

Otro apartado del ámbito laboral y social donde se detectan “fallos” en la ciudad de Pontevedra es el relativo a la brecha salarial. Según el Observatorio, con datos de 2021, las mujeres cobran un 13% menos que los hombres. No es el peor dato de las ciudades gallegas, puesto que en Vigo es del 17% y sube al 31 en Ferrol. Pero está muy lejos del 3% de diferencia en Ourense o el 7% en Lugo.

Pero además, la tendencia en cuanto a la reducción de esta brecha es la peor de Galicia. Según el informe universitario, “desde el año 2017 todas las grandes ciudades gallegas vieron reducida su brecha salarial. En esta evolución Pontevedra ocupa la sexta posición, con un descenso del 16,5%”. Es casi el mismo porcentaje que la peor urbe en este recorte, Lugo con un 16,4%, y se sitúa a gran distancia de la de mejor comportamiento, Ourense, donde esta brecha se redujo en estos años más de un 78%. En A Coruña, Vigo, Santiago y Ferrol se supera, al menos, el 25%.

El proyecto de una “aceleradora” de empresas del sector en el antiguo conservatorio

Hace justo un año, en diciembre de 2022, la Unión de Cooperativas Galegas Espazo Coop firmaba un protocolo con el Concello de Pontevedra para ubicar la “primera aceleradora de economía social” en el antiguo conservatorio de música de la ciudad, pendiente de rehabilitación desde hace tiempo. Según aquel acuerdo, el espacio contaría con un vivero de empresas que podría incluir entre 10 y 15 proyectos al mismo tiempo. No todas serán cooperativas sino también todas las empresas que integran el ámbito de la economía social, como empresas de inserción, sociedades laborales, autogestionadas y similares.

Aquel convenio tenía el objetivo de promocionar el cooperativismo, la economía social y el fomento del emprendimiento social, apartados donde flaquea la ciudad. Sería la primera aceleradora de economía social de Galicia en un espacio físico, que de esta ocasión es el antiguo conservatorio de la calle Alfonso XIII. Ana Olveira, presidente de esta Unión de Cooperativas Galegas. explicaba que “la economía social aporta a Galicia un 8% del PIB. Hablamos de una economía de primer nivel, casi a la misma altura que el turismo, que aporta un 10%”. Olveira explicó que esta aceleradora creará un ecosistema que permitirá que estas empresas ““se asienten en la ciudad de Pontevedra”. Actualmente forman parte de Espazo Coop más de 230 cooperativas gallegas.