Promueven en Sanxenxo una novedosa planta para almacenamiento de energía por baterías

Una empresa diseña un proyecto en el polígono de Nantes para conectarse con subestación y “almacenar y suministrar energía eléctrica de manera eficiente con baterías conectadas”

Vista general del polígono de Nantes.

Vista general del polígono de Nantes. / FdV

El polígono empresarial de Nantes, en Sanxenxo, es una de las principales bolsas de suelo industrial aún con terrenos suficientes para atender la demanda durante los próximos años pese a que de un tiempo a esta parte, una vez resueltos sus problemas administrativos y técnicos, ha experimentado un notable despegue. Por el momento el parque reúne al menos seis actividades económicas distintas, pero los sectores que más destacan por número y la superficie que ocupan son la alimentación y los materiales de construcción, con seis y ocho empresas en cada uno de estos segmentos.

Pero este capítulo puede crecer si sale adelante un novedoso proyecto para crear una novedosa planta destinada al almacenamiento de energía por baterías. Así se detalla en la documentación que la Xunta ha expuesto al público para su tramitación ambiental. En estos informes se explica que “el promotor Soner Sorolla S.L.U. está realizando la promoción de un proyecto de almacenamiento mediante baterías de 5 MW/20 MWh de potencia” denominado Bess Sanxenxo y que “ pretende conectarse a la subestación eléctrica existente” en el municipio. La planta ocuparía 3.031 metros cuadrados “con un perímetro vallado de 225 metros; por su parte dispondrá de una línea eléctrica subterránea de 1.346 metros y 20 kV para su conexión a la red”.

¿Qué es el sistema Bess? Se trata de una solución en el almacenamiento de energía que utiliza baterías para almacenar y suministrar energía eléctrica de manera eficiente. Un sistema Bess se compone de varias baterías conectadas en serie o paralelo, las cuales trabajan juntas para almacenar y suministrar energía eléctrica.

Diversos informes indican que “la principal ventaja de un sistema Bess es que puede almacenar energía eléctrica en momentos de baja demanda para suministrarla en momentos de alta demanda, lo que ayuda a reducir los picos de demanda de energía y a optimizar el uso de la red eléctrica. Además, un sistema Bess también puede ser utilizado para suministrar energía de emergencia en caso de fallos en la red eléctrica”. Se añade que “otra ventaja es que puede ser utilizado en combinación con fuentes renovables de energía, como la solar o eólica, para asegurar un suministro constante de energía eléctrica”.

Además este método también puede ser una inversión rentable a largo plazo. A medida que las tecnologías de baterías avanzan y los costos disminuyen, los sistemas de almacenamiento de energía se vuelven cada vez más accesibles para consumidores y empresas. La instalación de este sistema puede reducir los costos de energía a largo plazo y mejorar la eficiencia energética de una instalación.

La empresa promotora explica que “dentro de la zona Industrial del Parque Empresarial de Nantes, catalogada como Suelo urbanizable sectorizado, donde se sitúa el proyecto, ya existe una subestación eléctrica, instalación del mismo grupo y de características parecidas al proyecto de Sistema de Almacenamiento mediante Baterías. Por tanto, se puede concluir que el proyecto Sistema de Almacenamiento mediante baterías de 5 MW/20 MWh de potencia Bess Sanxenxo es compatible con la normativa urbanística del municipio en la ubicación pretendida”.

Medio ambiente

Añade que “los proyectos de almacenamiento de esta tipología no representan peligro para el medio ambiente. En el medio físico no existen afecciones, ni sobre la calidad del aire, ni sobre los suelos, no provocándose ruidos significativos, ni afectándose la hidrogeología existente. Respecto al medio biótico, no existen efectos significativos sobre flora y fauna.”. Señala que “estos proyectos son un tipo de instalación eléctrica, en la que intervienen dos elementos principales: los centros de inversión y transformación, convirtiendo la energía de continua a corriente alterna y de baja tensión a alta tensión consecutivamente; y las infraestructuras de conexión de la energía consumida o generada, incluyéndose en este caso una corta líneas de media tensión subterránea”.

Explica también que “los sistemas de baterías, dependiendo de la tecnología y fabricante empleado, pueden instalarse al exterior o alojados en contenedores o edificios. En este proyecto, el sistema de baterías se integrará en contenedores de dimensiones especiales”

En cuando a la conexión de la nueva planta a la red, la intención es realizarla “en la subestación existente, situada aproximadamente a un kilómetro de la planta de almacenamiento”. La infraestructura de conexión sería “mediante una línea de media tensión en 20 kV, de 1.346 metros de longitud aproximada, acorde a las condiciones de conexión solicitadas por el operador de red o la compañía eléctrica. Se propone inicialmente subterránea” y “la traza de la línea eléctrica subterránea discurre paralela a carreteras existentes, por lo que no existen afecciones significativas al medio (fauna, vegetación, hidrología o paisaje)”.

La obra civil necesaria para la construcción, puesta en marcha y explotación del proyecto consiste en la “limpieza y compactación del terreno donde se asentarán las estructuras de las baterías; cimentación de las zonas de baterías y sistema de almacenamiento; construcción del cerramiento; instalación de las baterías y otras infraestructuras del proyecto; y canalizaciones para los cables de la línea eléctrica subterránea”.

El polígono de Nantes cuenta con un total de 261 parcelas para actividad empresarial. Además, el Concello de Sanxenxo dispone de unas parcelas que suman 48.704 metros cuadrados que se destinarán a equipamientos públicos, entre los que destacan las nuevas sedes de la Policía Local, el Servicio de Emerxencias y la sede de los servicios de mantenimiento, parques y jardines.

[object Object]

La puesta en marcha de este proyecto ha coincidido con una reciente actuación del Concello en el polígono para ahorrar en la factura de la luz. Se trata de la sustitución de 368 luminarias del alumbrado público del recinto, que supondrá un ahorro anual del 63%, así como una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero de casi un 72%. La renovación tuvo un coste de 150.000 euros procedentes de una con una subvención de la Consellería de Economía, Industria e Innovación en el marco de la concesión de ayudas encaminadas a la habilitación y mejora de infraestructuras de los parques empresariales de Galicia. Esta subvención supuso un 80 % de la inversión mientras que el 20 % restante fue asumido por el Concello. Los trabajos consistieron en el desmontaje de las 368 luminarias, el suministro e instalación de luces led de última generación y la colocación de la línea soterrada, así como de protecciones eléctricas.