Un 2023 en clave de mujer en el deporte de la ciudad

Los triunfos internacionales de pontevedresas como Silvia Aguete, Teresa Abelleira o Antía Jácome protagonizan un año histórico

Silvia Aguete, con la Eurocopa de fútbol sala.   | // FDV

Silvia Aguete, con la Eurocopa de fútbol sala. | // FDV / Antonio Santos

Antonio Santos

El partido de las campeonas del mundo en Pasarón, con Teresa Abelleira al frente de la selección española ante Italia, supuso mucho más que un regreso triunfal de la jugadora pontevedresa del Real Madrid a los terrenos de juego de su ciudad.

Encumbrada después de su triunfo mundialista el pasado verano, su vuelta a casa pone un broche de ensueño a un 2023 histórico para el deporte pontevedrés y, en especial, para las mujeres que mejor lo representan.

El año empezó con la grata sorpresa del Club Waterpolo Pontevedra, el primer equipo en la historia de Galicia que disputa una categoría nacional en este deporte dominado por clubes catalanes. La plantilla dirigida por Kike García dio la campanada en febrero, clasificándose como recién ascendido a la fase de promoción, quedándose en la orilla ante los mejores equipos de la segunda división española.

Un mes después, el deporte pontevedrés volvía a tener otra alegría gracias a la selección española de fútbol sala, que liderada por la portera local Silvia Aguete lograba su tercera Eurocopa consecutiva. La guardameta, clave en la final ante Portugal, compartió el título con dos jugadoras de equipos de la zona, Ale de Paz y Luci Gómez, del Marín Futsal y el Poio Pescamar, respectivamente.

Fue precisamente el conjunto conservero el que cuajó su mejor temporada de la historia en 2023, al acceder como segundo clasificado al play-off por el título de liga en Primera División. Únicamente el mejor equipo del mundo, el Burela, fue capaz de doblegar a las de A Seca.

En clave de equipo, otro club pontevedrés, el ciclista Team Farto-BTC, haría historia al vencer etapas y liderar la general de una prestigiosa carrera internacional como el Tour de L’Ardéche, en los Alpes.

Antía Jácome celebra una de sus medallas en Duisburgo.   | // FDV

Antía Jácome celebra una de sus medallas en Duisburgo. | // FDV / Antonio Santos

En el plano individual, una buena parte de los éxitos del deporte femenino pontevedrés llegaron con las notables actuaciones internacionales de las piragüistas locales, en especial, Antía Jácome.

La palista de la Escola de Piragüismo Cidade de Pontevedra se lució por toda Europa con un verano sensacional en lo competitivo, gracias a las ocho medallas obtenidas en pruebas internacionales. Tres de esas preseas –oro, plata y bronce– llegaron en la Copa del Mundo celebrada en Szeged (Hungría). Un mes después, Jácome se haría con un oro y una plata en los Juegos Europeos, celebrados en Cracovia.

El colofón para la pontevedresa llegaría en el Campeonato del Mundo celebrado en Duisburgo (Alemania), con tres medallas de plata en el C-1 200, y el C-2 tanto en 200 como en 500 metros.

Teresa Abelleira, a su llegada a Pontevedra tras el Mundial.   | // G. S.

Teresa Abelleira, a su llegada a Pontevedra tras el Mundial. | // G. S. / Antonio Santos

Otras compañeras de equipo, como Claudia Couto o Antía Otero, cuajaron una gran actuación en categoría sub-23. La plata de Otero en el Campeonato de Europa se sumó al doblete de oros que logró Couto, intratable en el C-1 200 con una victoria en el Mundial y otra en el Europeo.

Tres días después de las platas mundiales de Jácome, otra pontevedresa, en este caso la nadadora artística Daniela Suárez, conseguía una plata y un bronce en el Mundial infantil celebrado en Grecia.

Como colofón a un año sensacional, semanas antes del sentido homenaje de la afición a Teresa Abelleira y a la selección de fútbol, una pontevedresa casi de adopción como la gimnasta Melania Rodríguez terminó de sellar un 2023 histórico para el deporte pontevedrés, convirtiéndose en Birmingham (Inglaterra) en campeona del mundo de Doble mini tramp. La deportista del Ximnasia Pontevedra cerró el círculo en esta disciplina, en la que ya contaba con una plata (2018) y un bronce (2021) mundial.