La fiebre roja hace historia en Pontevedra

La ciudad vive un día de fútbol de las grandes citas, con el incentivo de la presencia de Tere Abelleira en la selección

Ya han pasado 60 años desde el ascenso del Pontevedra CF a Primera División, allá por 1963, que se repitió en 1965 con la época del "Hai que roelo". Después llegaron otros cambios de categoría de menor rango pero igual de apasionantes, en especial el salto a Segunda División en 2004 ante el Lorca. Pero hacía años que la ciudad no vivía un día de fútbol como el de las grandes ocasiones. La última vez fue hace once años, en septiembre de 2012, con la selección española masculina. Hasta hoy. Pontevedra volvió este viernes a disfrutar del fútbol de élite y de la mano de todas unas campeonas del mundo.

Más de 9.000 gargantas han vibrado en directo en el campo de Pasarón, que ha registrado un lleno histórico, pero fueron muchos más los que lo hicieron en sus casas o en los bares, viendo el partido por la tele. Y fue una fiesta también por la igualdad, como una reivindicación del fútbol femenino. La presencia de la pontevedresa Tere Abelleira en la selección ha sido un incentivo más para que cientos de mujeres deportistas acudieran al estadio, o salieran a la calle para disfrutar de una cita histórica, que no se quiso perder la flamante ministra de Educación y Deporte, Pilar Alegría.

La afición, en las gradas de Pasarón

La afición, en las gradas de Pasarón / Gustavo Santos

El partido ha sido histórico, con el homenaje a Abelleira en el campo donde jugó y entrenó su padre, Milo Abelleira. También supuso el retorno al estadio de Pasarón de la selección española absoluta después de más de una década, cuando el combinado nacional masculino se enfrentó a Arabia Saudí en un amistoso jugado el 7 de septiembre de 2012.

Cuatro años después, la selección española, en este caso Sub-21, volvería a Pasarón, endosando de nuevo un 5-0 a la selección de Estonia en un partido de la fase de clasificación para el Europeo. Aquella “Rojita”, dirigida por Albert Celades, estaba repleta de jóvenes talentos con un pie dentro de la élite mundial, con jugadores como Kepa Arrizabalaga, Marco Asensio, José Luis Gayà o Iñaki Williams.