Dora conquista al textil pontevedrés

La tradicional bata/mandil de cuadros tiene su público en el comercio local de la Boa Vila, y lo mejor de todo es que es confeccionada artesanalmente en talleres del municipio

Estrella Fariña Rozados le prueba un mandil tradicional de cuadros azules a una mujer.  // GUSTAVO SANTOS

Estrella Fariña Rozados le prueba un mandil tradicional de cuadros azules a una mujer. // GUSTAVO SANTOS / Ana López

Difícil es no relacionar a la tradicional bata/mandil de cuadros azules con Dora, la conocida protagonista de las tiras cómicas del ilustrador Luis Davila, autor de “O Bichero”. Como difícil es también no imaginarse a las abuelas gallegas vistiendo esta prenda tan arraigada en la cultura popular. Precisamente, para mantener viva la tradición, varias fábricas de Pontevedra apuestan por su fabricación y que estos mandilones no caigan en el olvido, lo que favorece la puesta a la venta en el comercio local.

Estrella María Fariña Rozados está al frente de la “Mercería da Praza”, en los soportales del Mercado de Pontevedra. En su expositor de artículos destacan las batas y mandiles de casa, con una gran variedad de colores y tejidos. Entre ellos se encuentran las tradicionales de los cuadros azules, las mismas que viste Dora en “O Bichero” publicado por FARO diariamente.

"Para mí no hay como el comercio local, esto es una cadena: yo compro a un fabricante local que da trabajo a gente la zona"

Estrella Fariña

— Vendedora de una mercería en el Mercado

El de esta pontevedresa es un negocio puramente local, en el sentido de que se trata de una tienda de proximidad que apuesta por el producto también de proximidad. Siempre que puede, intenta que sus proveedores sean bien pontevedreses, bien gallegos. De modo que los fabricantes de estos mandiles con los que ella trabaja son ambos del municipio: Confecciones Xeve, en la parroquia del mismo nombre, y Confecciones Enca, en Lérez.

“Tengo las más tradicionales y otras más modernas, porque hay gustos para todo”, asegura a FARO.

“En general, todas tienen muy buen corte y sientan muy bien”, celebra, para añadir que una de las cuestiones más importantes de este tipo de mandilones es que “tallan para todo tipo de personas”, de modo que tanto se puede encontrar una XS como una talla súper grande “e incluso se pueden encargar a medida como talla especial”.

Dora, el personaje de Luis Davila.

Dora, el personaje de Luis Davila, con su bata azul de cuadros. / L. Davila

Si Luis Davila las puso de moda y ya se han dejado ver en eventos como el Festival de Cans de O Porriño, donde el “agro glamour” lo inunda todo, también el nuevo anuncio de Gadis ha aportado su granito de arena con los modelos realizados por la joven diseñadora coruñesa Marina Lorán.

En cualquier caso, el tirón en la mercería de la Plaza de Abastos viene tanto por parte de las generaciones mayores como de las nuevas, puesto que “se van muchas para regalar”. “Incluso para fuera de Galicia; he vendido algunas a gente que se iba para Holanda, Brasil...”, informa Estrella Fariña.

La vendedora destaca la calidad de este tipo de prendas: “Son de mucha duración y cuanto más se lavan más suaves se quedan. Algunas incluso son resistentes al salpicado de lejía”. Pero lo que más le gusta de su trabajo es poder contribuir a “la cadena de lo local”. “Para mí no hay como el comercio local, porque a mí me gusta explicarle al cliente, enseñarle, cambiarle sin problemas la prenda... Esto es una cadena, yo compro a un fabricante local que da trabajo a gente la zona”, resume una mujer que hace seis años llegó a la que ahora es su mercería para comprar un mandilón para su hijo y acabó negociando un traspaso por jubilación.