Uno de cada mil niños del área sanitaria sufre diabetes, una enfermedad que disparó la pandemia

La asociación Anedia informa de que el número de casos en menores aumentó un 10% de un curso para otro | “Ningún debut es bueno, pero lo que es terrible es hacerlo con un coma”, advierte la asociación sobre el diagnóstico temprano

Niños participante en la ludoteca organizada ayer en Pontevedra por Anedia con motivo de las jornadas "Medrando con diabetes".

Niños participante en la ludoteca organizada ayer en Pontevedra por Anedia con motivo de las jornadas "Medrando con diabetes". / Gustavo Santos

Algo más de uno de cada 1.000 niños (menores de 15 años) sufre diabetes mellitus tipo 1 en el área sanitaria de Pontevedra. Se trata de una enfermedad cuyo “debut”, término empleado en este ámbito para referirse al diagnóstico, se suele producir en una edad media de entre 6 y 8 años, aunque a raíz de la pandemia del COVID este momento se ha adelantado, detectándose ahora más casos, muchos de ellos en bebés, así como también en adultos.

Son algunos de los datos y cuestiones que ayer se trasladaron a las familias y profesionales sanitarios en las jornadas “Medrando con Diabetes”, organizadas en la ciudad por la Asociación de Nenas, Nenos e Xente Nova con Diabetes de Galicia, Anedia, en colaboración con el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés.

María José Rego, presidenta de Anedia en Galicia, un colectivo que tiene delegaciones en las cuatro provincias, indica que la prevalencia de la diabetes mellitus tipo 1, se estima entre uno y dos menores de cada 1.000 y que en el Hospital Provincial de Pontevedra la consulta que los atiende cuenta con alrededor de 60 pacientes.

“El debut se suele producir entre los seis y los ocho años, pero desde la pandemia tenemos más casos de bebés. La edad en este sentido ha bajado, así como también se han dado más casos de debuts en adultos, en personas de entre 35 y 45 años”, recalca.

Los síntomas de alarma: sed exagerada, muchas ganas de orinar y adelgazamiento

Esto se debe a que la diabetes tipo 1 tiene un origen inmunológico, “es un fallo del sistema inmune”. “El sistema se siente atacado con algún virus que activa esa defensa y provoca una falta de respuesta, por lo que el páncreas se defiende de sí mismo, se ataca”, resume.

“La pandemia aumentó el número de casos de forma espectacular. Entre los cursos 2021 y 2022 se produjo un incremento de un 10% en los casos en los colegios”, indica la presidenta de Anedia.

En este sentido, señala que esto “también está ocurriendo con otras enfermedades autoinmunes como el lupus, celiaquí, tiroides...”

Mellitus tipo 1

La diabetes tipo 1 es la predominante en la población infantil, siendo otros casos casi anecdóticos.

Los síntomas que despiertan la alarma en las familias son, básicamente, tres: el niño tiene una sed exagerada, orina mucho y adelgaza sin motivo aparente.

“Un factor clave es ese adelgazamiento, ya que estos niños comen más y beben mucho, pero adelgazan. Con una sencilla prueba en el dedo, que se puede hacer en el centro de salud o en una farmacia, se sale de dudas”, aconseja Rego.

El problema de no detectar la enfermedad en un niño puede tener fatales consecuencias: “Acaban ingresando en el hospital y a veces en coma, en la UCI un tiempo; obviamente, no es el mejor escenario. Evitar eso se consigue con un diagnóstico temprano”.

“Ningún debut es bueno, pero lo que es terrible es debutar con un coma”

María José Rego

— Presidenta de Anedia

Esto lleva a pensar que hay muchísimos chavales que todavía están sin diagnosticar. Así lo confirma la portavoz de Anedia, que asegura que “en la asociación hay varias familias que tienen la sospecha de algún hermano que pueda tenerla, por lo que de vez en cuando hacen alguna prueba”.

“Ningún debut es bueno, pero lo que es terrible es debutar con un coma”, subraya.

La insulina imprescindible

El tratamiento en estos casos es la insulina. “El cuerpo deja de producir insulina, que se necesita. Si no hay insulina lo que te espera es una muerte lenta, terrible. La insulina nos libra de una muerte segura”, manifiesta María José Rego.

En este sentido, son de destacar los avances en los tratamientos. Hay nuevas insulinas de acción más rápida, más efectivas. Además, también hay tecnología que ayuda a saber en qué nivel de glucosa está el paciente: sensores, bombas...

Una década de Anedia

Anedia nació como asociación en el año 2012, puesta en marcha por un pequeño grupo de familias del área sanitaria de Pontevedra que se sentían desprotegidas en ámbitos como el educativo y el sanitario.

Actualmente, más de una década después, dan apoyo a las familias, orientándoles e informándoles en los primeros momentos de la enfermedad de sus niños, dan charlas en colegios tanto a profesorado como a madres y padres. Además, organizan actividades, como las jornadas que ayer se celebraron en el Centro Príncipe Felipe de Pontevera, y de promoción del deporte y de la actividad física y hábitos saludables.

Su sede social está en Pontevedra, en la Casa Azul, pero están presentes en las cuatro provincias gallegas.

Uno de los ponentes de la jornada organizada ayer por Anedia en Pontevedra.

Uno de los ponentes de la jornada organizada ayer por Anedia en Pontevedra. / Gustavo Santos

[object Object]

El salón de actos del Centro Príncipe Felipe de Pontevedra acogió ayer la celebración de la X Xornada Medrando con Diabetes, organizada por Anedia en la ciudad. El programa abarcó todas las áreas fundamentales a día de hoy en diabetes, educación en diabetes, tecnología y también las experiencias de los pacientes, haciendo este año especial mención al voluntariado.

Participaron profesionales de los distintos hospitales de Galicia, así como otros de gran renombre de otros puntos de España, como Serafín Murillo, nutricionista especialista en diabetes del Hospital Sant Joan de Déu y profesor en la Universitat de Barcelona, o el psicólogo Iñaki Lorente, de Pamplona. Asimismo, intervino Adrían Díez, enfermero pediátrico conocido como “Don Sacarino” en las redes sociales.

 Una mesa redonda con representantes de colegios profesionales completó el amplio programa.