Nuevo éxito de convocatoria y colas en la doble vacunación de mayores de 80 años

En el “Virxe Peregrina” se cita a una media de casi 300 personas diarias para recibir los sueros contra COVID y gripe | “Son los que mejor responden”, aseguran desde el ambulatorio

Cola de espera para vacunarse en el centro de salud Virxe Peregrina, ayer por la mañana.   // RAFA VÁZQUEZ

Cola de espera para vacunarse en el centro de salud Virxe Peregrina, ayer por la mañana. // RAFA VÁZQUEZ / Ana López

“Son muy buenos pacientes, los que mejor responden”. Con estas agradecidas palabras Pilar Barreiro, coordinadora de enfermería del centro de salud “Virxe Peregrina” de Pontevedra, celebraba el desarrollo de la primera jornada de vacunación a los mayores de 80 años en este céntrico ambulatorio, el que mayor número de personas de edad avanzada tiene de toda el área sanitaria de Pontevedra.

Se citará hasta el próximo 26 de octubre a una media de entre 200 y 300 usuarios al día, en horario de mañana y tarde, para que reciban las vacunas contra el coronavirus y la gripe, una doble protección con el objetivo de evitar los casos graves de ambas enfermedades, que en pacientes mayores o pluripatológicos pueden tener consecuencias fatales.

El caso es que ayer mismo ya se formó una importante cola, tales eran las ganas de los citados por recibir esta doble protección.

Pedro Abella González, vecino de Pontevedra de 80 años, era uno de ellos. Decidió ponerse ambas vacunas. De hecho afirma que comenzó a recibir la de la gripe desde que se administra la del COVID. Sobre esta última reconoce a FARO que la única razón por la que se vacuna la tiene muy clara: “El miedo”.

Pese a todo, nunca se ha contagiado de este virus, o al menos que él sepa, aunque no es el único afortunado en una familia en la que, por el momento, solo lo han contraído los niños.

Igualmente, Gonzalo Martínez, también de 80 años, se vacunó ayer contra ambas enfermedades, aunque él sí ya era un habitual del suero contra la gripe. Tampoco en su caso conoce por ahora los efectos del coronavirus.

Y no son pocos, por cierto, los mayores en esta situación. Basta con hacer una breve encuesta entre los usuarios de avanzada edad del “Virxe Peregrina” para dar con unos cuantos, como Félix Alfonsín, también de 80 años, que se vacuna de ambas cosas “por precaución”.

Una mujer recibe la vacuna de la gripe.   | // R. V.

Una mujer recibe la vacuna de la gripe. / RAFA VÁZQUEZ

Coronavirus superado

Por el contrario, los que ya contrajeron el virus y saben el malestar que produce no faltan a esta cita con la campaña. Purificación García Teijeiro, de hecho, se vacunó ayer solo de la gripe porque pasó el COVID hace dos meses y se necesitan tres para recibir la quinta dosis.

También el matrimonio formado por Arturo López y Babila Suárez, que pasan con creces de los 80, se acercaron ayer a este centro de salud. Estaba él citado este lunes y ella para la próxima semana, “pero ya nos vacunaron a los dos, al acompañarlo yo”, indica la mujer.

Tienen muy claro que se van a seguir protegiendo, “porque nunca faltamos a la vacuna de la gripe y menos lo vamos a hacer ahora con el COVID”, una enfermedad esta última que ya pasaron juntos en el verano de 2022 “con muchísimo malestar, fiebre, tos...”

[object Object]

El resto de la población del área sanitaria comenzará a ser llamada para la quinta dosis de la vacuna del COVID en los próximos días a través de SMS. Se les citará desde el 26 de octubre en el recinto habilitado para tal fin en el edificio de la Xunta de Campolongo en Pontevedra, que contará con diez puestos de vacunación, y, en el caso de Vilagarcía, en el Hospital do Salnés, con cuatro puestos.

Se comenzará con mayores de 79 a 60 años, personal sanitario y de centros sociosanitarios.