Entrevista |

“El 70% de los hombres va a desarrollar problemas de próstata en su vida”

El doctor impartirá este jueves una jornada sobre la salud sexual del hombre a medio centenar de colegiados de Galicia

El doctor Dacal en la clínica Suturo de Pontevedra

El doctor Dacal en la clínica Suturo de Pontevedra / GUSTAVO SANTOS

Gala Dacosta

Recién celebrado el Día Mundial de la Salud Sexual, el doctor Juan González Dacal, especializado en cirugía urológica de mínima invasión, liderará el próximo jueves en la clínica Suturo una jornada sobre salud sexual en el varón. Alrededor de cuarenta colegiados de medicina, fisioterapia y enfermería de toda Galicia ya confirmaron su asistencia para conocer las últimas novedades de cirugía robótica en el sistema urinario y en el reproductor.

Este consultorio pontevedrés es la principal clínica de cirugía robótica en el ámbito de la urología de Galicia, capitaneada por el doctor Manuel Ruibal y conformada por Antón Zarraonandía, Juan González Dacal y Cristina Plaza.

–Usted está especializado en cirugía urológica de mínima invasión, ¿qué quiere decir esto?

–Es una cirugía que permite al paciente una recuperación rápida y una incorporación a su vida con la mayor prontitud. Por ejemplo, se trata de la cirugía robótica o incluso la ambulatoria que realizamos en la clínica.

–¿Qué asuntos se abordarán durante la conferencia?

–Queremos poner énfasis en la importancia de ir al urólogo. Está dirigida a médicos, fisioterapeutas y enfermeros que quieran ahondar en la salud en el hombre y en la correcta valoración de los problemas relacionados con su salud sexual como disfunción eréctil o déficit de testosterona, que es muy común a partir de los cincuenta años y que es importante no solo por el deseo sexual, sino porque la hormona es muy importante en el varón, por ejemplo para la mineralización del hueso o la generación de músculo. Por otro lado, hablaremos de los tratamientos más innovadores para disfunción eréctil como las ondas de choque o el plasma rico en plaquetas. En la última parte de la conferencia hablaremos sobre los avances más recientes para cáncer y otras patologías de próstata que tengan poco impacto en la esfera sexual del hombre.

–¿Cuáles son algunos de esos nuevos tratamientos?

–La cirugía robótica, sobre todo. Uno de los tratamientos que estamos haciendo para el cáncer de próstata es la terapia focal sobre la parte donde exista el tumor, no extirpando toda la próstata. Para la hiperplasia prostática hay un tratamiento robótico con agua, la hidroablación, que permite al paciente mejorar su calidad miccional.

–¿Qué casos tratan con mayor frecuencia en Pontevedra?

–En esta clínica somos todos urólogos y cada uno está especializado en distintas patologías. Sobre todo vemos pacientes de cáncer de próstata, pero también hay muchos temas de disfunción eréctil, hiperplasia…

"No se debe asumir que es un problema normal o relacionado con la edad"

Juan G. Dacal

— Urólogo

–¿Cree que continúa existiendo un tabú entre los hombres que dificulta la prevención de problemas prostáticos?

–Sí, de hecho uno de los principales motivos por los que hacemos esta jornada con otros profesionales de la salud es que creemos que es necesario concienciar y no se debe asumir que es un problema relacionado con la edad simplemente, o algo normal. Muchas veces el paciente no consulta a un profesional; hay datos que nos dicen que casi el 70 por ciento de los hombres desarrolla algún problema relacionado con la próstata a lo largo de su vida, y solo el 30 por ciento llega a consultarlo. Creemos que hace falta perder el miedo a asistir a un urólogo y ser valorado de forma correcta para solucionar el problema.

–Sostiene que no hay que asumir los problemas prostáticos como algo normal a cierta edad, ¿cuántos años tienen de media sus pacientes?

–Es cierto que atendemos mayoritariamente pacientes mayores de cincuenta años, pero los problemas pueden surgir a edades distintas, variables según la patología. Por ejemplo, tabúes como la disfunción eréctil pueden ser síntoma de una alteración subyacente como una enfermedad cardiovascular y es importante acudir al urólogo para darle una buena guía de actuación al paciente.