El Gobierno de la Xunta ha aprobado el proyecto de reforma de la carretera vieja de Marín en el tramo comprendido entre Mollabao y Os Praceres, en el término municipal de Pontevedra, con una inversión de casi 6,7 millones de euros.

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade prevé licitar en las próximas semanas las obras y, en paralelo, continuará tramitando las autorizaciones sectoriales de Costas del Estado y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), así como la expropiación de los terrenos necesarios para la ejecución de las obras. Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de 18 meses.

Esta intervención, la obra central de las programadas en la carretera PO-546 entre Pontevedra y Marín, tiene como objetivo transformar el vial y mejorar su funcionalidad, orientándola al tránsito de peatones, ciclistas y transporte público, según expone el proyecto de la Xunta. La actuación es susceptible de contar con la financiación de los fondos europeos Feder 21/27.

Las actuaciones en este tramo de la vía autonómica consisten en la ejecución de un itinerario por el margen derecho de la PO-546, de 3,5 kilómetros de longitud y con un ancho que oscilará entre los 2,9 y los 4 metros, entre los puntos kilométricos 0+590 y 4+090.

En este tramo que comunica Mollabao y Os Praceres se prevé la separación con respecto a la carretera del trazado de la senda en la travesía de A Gandarela, debido a la falta de espacio entre las construcciones existentes.

Glorieta

Se construirá una glorieta a la altura de la intersección de acceso al Centro de Investigacións Forestais de Lourizán con la PO-546, con la finalidad de reducir la velocidad de los vehículos que acceden a la travesía de A Gandarela procedentes de Marín y mejorar la seguridad en el acceso a este centro.

Esta glorieta también facilitará el cambio de sentido de los vehículos procedentes de Marín que quieran acceder al futuro aparcamiento disuasorio tipo carpooling (compartir vehículo) que la Xunta ha previsto ejecutar en el entorno del punto kilométrico 2+800 de esta carretera PO-546 y al que se destinará una inversión de 500.000 euros.

Además, se mejorarán las paradas de transporte público, favoreciendo la movilidad en autobús entre Marín y Pontevedra, y se renovará la iluminación en el tramo de actuación.

En el proyecto aprobado se recogen también distintas estructuras que redundan en la movilidad sostenible, como la ejecución de dos pasarelas a distinto nivel de la senda peatonal, una de más de 120 metros sobre el riachuelo de Louriñas, y a otra de 45 metros sobre A Sartán.

También se ejecutarán muros de sostenimiento, necesarios por la cercanía de la vía del ferrocarril en algunas zonas, prolongando los ya existentes para poder lograr un ancho de senda adecuado y obtener zonas amplias en las que se prevé la instalación de un parque infantil.

Zonas de recreo

La intervención se completa con la dotación de zonas de ocio, destacando la habilitación de un mirador, en el punto 1+050, aprovechando el espacio inutilizable en el margen derecho de la calzada, con un pequeño parque infantil y zona verde que permita disfrutar de las vistas de la ría de Pontevedra.

Tras el análisis de las aportaciones recibidas, el departamento de Infraestructuras de la Xunta realizó ajustes que permiten mejorar la actuación y reducir la afección, que se recogen en el proyecto constructivo, en el que se incluyeron pequeñas variaciones en el diseño minimizando la afección en algunas fincas a expropiar, expone la Xunta.

Además, se mejorará la parada de autobús situada en el punto kilométrico 1+460, en el margen derecho de la carretera, con una zona de estacionamiento para el autobús y un nuevo refugio.

A solicitud de los vecinos A Sartán, se incorpora en la actuación una nueva zona de aparcamiento en línea entre los puntos kilométricos 3+300 y 3+350, con la reserva de una plaza para una persona con movilidad reducida.

En el proyecto se incluye también la renovación de la red de aguas fecales entre los puntos kilométricos 3+800 y 4, mejorando de este modo el drenaje de las aguas pluviales.

Esta intervención forma parte del conjunto de actuaciones planificadas para fomentar la movilidad sostenible en la carretera PO-546 con diferentes intervenciones también en Estribela y en el ayuntamiento de Marín.