El Concello de Pontevedra recuperará desde febrero en los servicios de Padrón y Registro el sistema presencial de atención al público, combinada con cita y sin cita previa. Será desde el día 1 del próximo mes, momento en el que no será preciso pedir cita previa para ser atendido en estos servicios, si bien seguirá siendo posible, para una mayor comodidad horaria para el vecindario.

La portavoz del Gobierno, Anabel Gulías, dio cuenta ayer de este acuerdo de la xunta de goberno local. Al margen de los asuntos tratados en el orden del día, la edil anunció esta decisión tomada desde el Concello de Pontevedra, que supone un cambio de modalidad en la atención presencial en las oficinas municipales del Padrón y del Registro.

“Dijimos que íbamos a hacer un esfuerzo por combinar los dos sistemas que hoy podemos dar: de una parte la atención presencial sin cita, por otra, la atención con cita previa. Entendemos que la combinación de los dos sistemas es la más efectiva”, expuso la portavoz del gobierno.

Desde el día 1

El 1 de febrero entra en funcionamiento esta posibilidad. Es decir, el vecindario podrá acceder a las oficinas con cita o sin previa”. La portavoz explica que se hizo una reestructuración interna del sistema para dotar de un puesto de atención con cita previa en el Registro y dos puestos de atención con cita previa en el Padrón. “En principio vamos a ver cómo funciona de este modo, pensando en hacer los reajustes que sean necesarios alrededor del volumen que vayamos manejando. Estamos estudiando la posibilidad de que este sistema combinado se expanda a todos los servicios del Concello. Lo que permitirá a todo el vecindario en todas las oficinas municipales escoger una de las dos opciones”, explica.

Así, el Concello anima a seguir utilizando el sistema de cita previa ante la ventaja que tiene escoger una hora y un día concreto y que el ciudadano sepa cuando será el momento de ser atendido “o muy aproximadamente”.