El gerente del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, José Flores, reconoció la situación denunciada por los profesionales de Urgencias del Hospital Montecelo el pasado domingo, cuando se vieron desbordados por la alta afluencia de pacientes derivados de los cuatro PAC de la comarca, que no tenían médicos. “No hay médicos, lo volvemos a decir una vez más, no hay médicos de familia”, admitió Flores, que explicó que “la sistemática de trabajo en los últimos meses es que en aquellos PAC que no tienen disponibilidad de médico se hará consulta de enfermería, que está reforzada, y después las enfermeras son las que deciden si los pacientes tienen que ser derivados o no, telefónica o físicamente, a otro PAC u hospital, en este caso a Urgencias de Montecelo”.

El gerente admitió que el domingo no hubo “disponibilidad de consulta de médicos en todos los PAC del distrito de Pontevedra. En concreto tenemos dos PAC en los que en 24 horas solo vamos a disponer de consulta de enfermería presencial” y apuntó que en el PAC de Baltar, en Sanxenxo, sí hubo médico por la mañana y por la noche.

José Flores destacó “el enorme esfuerzo” del personal, especialmente el pasado fin de semana, que se alargó a cuatro días por el festivo del 6 de enero, el día que mayor esfuerzo se hizo para cubrir “previendo la mayor demanda de atención sanitaria”.

En este sentido, el gerente apuntó que las Urgencias de Montecelo estuvieron en “números habituales de estas fechas”, con alrededor de 180 pacientes el sábado y 78 en la mañana del domingo. “Seguimos trabajando en la mejora de la disponibilidad de médicos. Se acaban de ofertar hace escasamente un mes todas las vacantes y también se ha resuelto recientemente el concurso de méritos por el que se sumaron 18 personas inicialmente y tres más están pendientes de la adjudicación de plazas