El Concello de Pontevedra ha exigido a la Xunta de Galicia que resuleva la situación en los centros sanitarios del municipio, que padecen “problemas francamente graves”. “Con la salud no se juega. Es el momento de exigir soluciones para paliar estos problemas”, aseveró la concelleira y portavoz del gobierno municipal, Anabel Gulías. La Xunta de Goberno Local celebrada ayer abordó la situación de la sanidad pública, según informó Gulías, algo que, dice, “afecta a todo el país” pero “especialmente” al área sanitaria pontevedresa.

“Estamos asistiendo a un desmantelamiento de la sanidad pública en nuestra área sanitaria y en toda Galicia”, indicó. El gobierno pontevedrés ha incidido en que “son frecuentes” los avisos lanzados desde la zona por asuntos como la falta de facultativos en el PAC de A Parda o las “frecuentes colas” en los servicios de urgencias.

En el último Pleno, con apoyo unánime, la corporación municipal exigió a la Xunta de Galicia que actuase ante esta “situación casi crónica” de falta de medios.“Frente a esta vergüenza asistimos a una actuación surrealista, lanzando balones fuera, cambiando gerencias en lo que pareció una operación cosmética”, lamentó la portavoz del Concello.

“Consideramos inadmisible que no se pongan soluciones sobre la mesa”, dijo Anabel Gulías, que aseguró que “hay que dar una respuesta social contundente, debemos reclamar nuestros derechos”. “Queremos tener servicios de salud dignos”, apostilló