Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El conflicto de las ambulancias de servicio programado entra de lleno en Montecelo

Los trabajadores se concentran en el interior del hospital y logran el compromiso del gerente del área de instar a la empresa concesionaria al pago íntegro de sus salarios de diciembre

Trabajadores concentrados en el interior del Hospital Montecelo. GUSTAVO SANTOS

Trabajadores de Ambulancias Civera, la empresa concesionaria del servicio de transporte sanitario programado y de los traslados intrahospitalarios en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, protagonizaron ayer una protesta en el Hospital de Montecelo tras la cual forzaron una reunión urgente con el gerente, el doctor José Flores. El encuentro duró más de una hora y lograron el compromiso del directivo del complejo hospitalario de transmitir a la empresa valenciana su obligación de cumplir con el pago de los salarios, así como de otras cuestiones recogidas en el pliego de condiciones del contrato con la Administración sanitaria pública.

Covocado por la CIG, el cuadro de personal denunció, primero en el exterior del hospital de referencia pontevedrés, y después en su interior, que Ambulancias Civera solo les había abonado una parte del sueldo del mes de diciembre. Encabezados por el secretario comarcal de la FGA;T-CIG, Xavier Aboi, comenzaron la protesta a las 10 de la mañana y lograron ser recibidos por el gerente alrededor de las 12 horas, momento en el que Flores llegó al centro sanitario.

Tal y como confirmaron tanto desde este sindicato como fuentes de la gerencia, José Flores se ha comprometido a comunicar tanto por escrito como verbalmente a la dirección de la empresa que ha de pagar las cantidades correspondientes a cada trabajador. “Dicen que no tienen dinero, pero es que resulta que la gente tiene el vicio de comer”, alegó irónicamente a FARO Aboi sobre la respuesta desde Valencia.

Las ambulancias concentradas en uno de los accesos del hospital pontevedrés. GUSTAVO SANTOS

En todo caso, de no cumplir su palabra, los trabajadores tienen pensado continuar con las movilizaciones. De este modo, dan de plazo a Ambulancias Civera hasta las 12 de este mediodía para abonar las deudas, tal y como decidieron en un asamblea improvisada celebrada en el exterior del Hospital Montecelo al concluir la reunión con el gerente.

No es la primera vez que los trabajadores piden la mediación de la gerencia con la empresa, a la que acusan de incumplir de forma reiterada el contrato con el Sergas. “El impago de salarios es el último de los muchos incumplimientos de la empresa desde que se hizo cargo del concurso”, afirman.

Así, la última rueda de prensa en este sentido tuvo lugar el pasado 24 de noviembre para denunciar el deterioro en general de las condiciones laborales de la plantilla con Ambulancias Civera. Las quejas van tanto en relación a los turnos como al material empleado durante el desempeño de sus funciones. Hasta ahora, eso sí, nunca había habido problemas con relación a los salarios, o al menos no se habían hecho públicos.

Una de las cuestiones más graves es la situación de las ambulancias, que, según denuncia la CIG, circulan en numerosas ocasiones sin pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Desde la dirección del área sanitaria han calificado el encuentro con los trabajadores de cordial e indicaron que se encuentran a la espera de que “la situación se solvente velando de forma continuada por el estricto cumplimiento de dicho contrato”. Asimismo, informaron de que el comité de empresa se había comprometido, por su parte, a “recuperar con garantía el transporte sanitario y el servicio a los pacientes”.

Hay que recordar que Ambulancias Civera se hizo cargo del servicio programado de ambulancias hace un año y medio. El concurso público fue sacado a licitación por 19 millones de euros a tres años y dos más de prórroga. En todo caso, los problemas comenzaron al poco de ponerse al frente la empresa valenciana.

Compartir el artículo

stats