Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos 800 socios deciden el futuro de las cofradías de la ría en las horas más difíciles para el sector

Los actuales patrones mayores apuestan por la experiencia para afrontar unos “años muy complicados” y completar proyectos | Los dirigentes de Marín, Raxó, Portonovo, Lourizán, San Telmo y Sanxenxo aspiran a repetir mandato

Mariscadoras trabajando en la ría de Pontevedra. | // GUSTAVO SANTOS

Un total de 800 socios de seis cofradías de la ría de Pontevedra están llamados el 29 de octubre a decidir el futuro de los pósitos y quién llevará el timón de estas entidades en los próximos cuatro años. Unas elecciones que llegan en uno de los momentos más duros para el sector, marcado por el daño que está haciendo a los profesionales del mar los cierres por la toxina, la subida de los precios del carburante o una inflación disparada. Un panorama que desde las cofradías creen que va a haber que combatir a destajo durante el siguiente mandato.

En la ría de Pontevedra, la apuesta de los actuales patrones y patronas mayores va a ser por la continuidad y la experiencia. La totalidad de los dirigentes de los pósitos confirmaron a FARO que su intención es intentar conseguir de nuevo el respaldo de los miembros de sus agrupaciones y después de la junta general electa, para continuar al frente de las entidades. Precisamente para dar continuidad a los actuales proyectos y afrontar problemas que afectan de manera especialmente grave a las cofradías de la ría pontevedresa como son los episodios prolongados de toxina, exigiendo algún tipo de cobertura con la que paliar estos parones que suponen un gran quebranto económico para el sector.

San Telmo

Así lo explica, por ejemplo, César Martínez, patrón mayor de San Telmo en Pontevedra quien indica que “de entrada” su intención es “volver a optar” a revalidar este cargo. Uno de los principales objetivos para los próximos años es, precisamente, “intentar lograr alguna subvención o ayuda que proteja a los asociados de parones por episodios de toxina como esto, que no estemos en la misma situación que ahora”. San Telmo agrupa a unos 292 electores, con un gran peso del marisqueo a pie.

Lourizán

Ocurre lo mismo en la segunda gran cofradía del fondo de la ría, la de Lourizán. Carmen Vázquez Nores también se presentará a la reelección. La única patrona mayor de la ría advierte que “vienen años muy duros por lo que creo que lo responsable es presentarme”, señalando que “la situación actual en las lonjas es mala” por los “meses perdidos” por la toxina, abogando por la “experiencia y trabajo” de su equipo en los últimos años para salir adelante en estos tiempos tan difíciles.

“Intentar lograr alguna subvención o ayuda que proteja a los asociados de parones por episodios de toxina como esto, que no estemos en la misma situación que ahora”, será uno de los retos de los ganadores de las elecciones

decoration

Raxó

En Raxó serán 111 los socios que definirán con sus votos en las distintas artes y agrupaciones los catorce vocales que integrarán la junta general. Órgano que, a su vez, posteriormente designa al patrón mayor de la cofradía. Iago Tomé es quien ocupa este cargo actualmente y también confirmó su intención de repetir, junto al resto de su equipo. Tomé hace hincapié especialmente en este aspecto, en el trabajo conjunto “durante los últimos años”, no solo del patrón mayor, “sino de toda la junta general para poner a andar la cofradía y mejorar mucho los resultados económicos” del pósito. En cuanto a los retos, coincide con sus homólogos. En un pósito con gran peso del marisqueo, “mejorar las coberturas” para los socios en casos de episodios tan duros de toxina como el que se está viviendo “es fundamental”. También esperan poder acabar proyectos en marcha enquistados en la administración como el dragado del Lérez y otras actuaciones que precisan de esta continuidad.

Portonovo

En Portonovo son 91 los electores convocados a los comicios del 29 de octubre. El actual patrón mayor, Juan José Estévez, indicó que su objetivo es volver a conseguir los votos para estar en la junta general y, de lograrlo, postularse para que este órgano de dirección del pósito, lo designe, si cree conveniente, como patrón mayor.

Juan José Estévez, además de los problemas comunes a todo el sector referidos al combustible y otras problemáticas, también espera poder completar proyectos en curso como el traslado de la oficina a la lonja o la producción de hielo para ahorrar costes, en un momento de subida generalizada de los mismos.

Sanxenxo

Los dos pósitos más pequeños de la ría en cuanto a número de socios son Sanxenxo y Marín. En el primer caso, Sauro Martínez también confirma la intención de presentarse como candidato en estos comicios. La cofradía cuenta con 42 electores. En su caso, añade también algún problema específico del pósito que preocupa a los socios como puede ser el robo o los daños que han sufrido en artes y embarcaciones en el puerto asociados a la “movida nocturna”. La construcción de unos departamentos para que los socios guardasen su material es una de las soluciones que espera poder materializar en el futuro.

Marín

En Marín son una treintena de miembros los que están llamados a votar en la cofradía. El actual patrón mayor, Enrique González, también está dispuesto a repetir en el cargo.

Tanto en esta cofradía como en Lourizán o Sanxenxo no parece que pueda haber demasiada competitividad en las elecciones para controlar las juntas generales. Sí que se barrunta la posibilidad de listas alternativas en el resto.

Un verano aciago con un 78% menos de ingresos en lonja

Con la ría entera cerrada por un nuevo episodio tóxico para la extracción de bivalvos como la almeja, la navaja y también el mejillón, el sector no levanta cabeza tras un verano que definen como el peor que recuerdan en muchos años. Desde julio acumulan cierres continuados por culpa de las “mareas rojas” que cada año parecen extenderse más en el tiempo y afectar en una época que hace más daño si cabe a la economía de los trabajadores del mar. Si antes las toxinas llegaban con menos intensidad y duración en primavera, últimamente se producen en verano (una de las campañas más atractivas) y se prolongan semanas, paralizando la actividad. El impacto se deja notar en las cifras de venta de marisco en lonja. Así, por ejemplo, solo la de Campelo, que basa gran parte de sus ventas en la subasta de almeja, vio como este verano facturó un 78% menos en ventas en los meses de julio, agosto y septiembre que en el ejercicio anterior. Mientras que en 2021 se subastaron especies por valor de 2,1 millones de euros en estos tres meses, en este ejercicio apenas llega a los 452.000 euros. Se extrajeron apenas 32 toneladas de productos del mar, frente a las 132 del verano anterior. Es por ello que el sector pide algún tipo de cobertura que le permita paliar la falta de ingresos por estos parones y en los que siguen pagando gastos generados por una actividad que no pueden ejercer por los cierres como el seguro o la cuota a la seguridad social.

Compartir el artículo

stats