BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Dientes de dragón”, la nueva señal de tráfico que ya se deja ver en los viales pontevedreses

Estas marcas triangulares pretenden minorar la velocidad en los accesos a zonas urbanas como ocurre en Caldas y Cuntis, son experimentales y se prevé incluirlas en la normativa

Los “dientes de dragón” en el acceso a Caldas. | // PABLO HERNÁNDEZ

Muchos conductores de la comarca de Pontevedra comenzarán a encontrarse a partir de ahora con una nueva marca vial en las carreteras estatales que pueden llamarle la atención. Se trata de unos triángulos isósceles colocados en forma de sierra hacia el interior del carril en el sentido de la marcha a los que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (“Mitma”) ha bautizado como “dientes de dragón”.

La Nacional 640 es uno de los viales en los que ya se ha pintado esta nueva señalización que está despertando la curiosidad de los conductores. Las curvas de Castroloureiro en Cuntis (un punto negro con numerosos accidentes de tráfico, tal y como viene denunciando el Concello) o las entradas y salidas de esta población y el núcleo urbano de Caldas son algunos de los lugares en los que ya se pueden apreciar estos “dientes de dragón”. En el caso de Caldas, la medida es también una de las respuestas dadas desde la Subdelegación del Gobierno al alcalde del municipio para intentar mejorar la seguridad vial de esta carretera estatal a su paso por el centro de la villa.

Tal y como explicó en su momento el propio Ministerio de Transportes, se está tramitando una nueva normativa para mejorar las marcas viales en su conjunto y en dicha norma se pretenden introducir algunas nuevas señales horizontales como estas que ahora están siendo testadas en diferentes carreteras de carácter estatal.

La primera en contar con los “dientes de dragón” fue la Nacional 122 en la travesía de Nava de Roa (Burgos) y ahora esta señalización se está extendiendo a otros viales como es el caso de Caldas o Cuntis en la Nacional 640.

Además de los "dientes de dragón", en estos municipios se puede observar otra nueva señal, "las líneas de borde quebradas" que alertan de un paso de peatones

decoration

Según el Ministerio de Transportes, el “diente de dragón” obligará al conductor a reducir la velocidad con respecto al tramo precedente, debiendo a la vez, adaptar la conducción a las nuevas circunstancias de la carretera. Estos son los casos de los puntos en los que se han instalado tanto en Caldas como en Cuntis, en donde se pretende atenuar la velocidad con la que los coches penetran en el casco urbano de ambas localidades.

No es la única nueva marca vial que está poniendo a prueba el Ministerio de Transportes. Junto a los “dientes de dragón” alternan las “líneas de borde quebradas” que tienen como objetivo concienciar al conductor de que se aproxima a un punto de especial peligrosidad o un paso de peatones.

La nueva señal de las líneas de borde quebradas también se han pintado ya en Caldas y Cuntis. Pablo Hernández

Percepción visual

Se trata de señales que se basan especialmente en la percepción visual del conductor cuando se encuentra al volante. Al paso del vehículo se detecta esa necesidad de reducir la velocidad y de que se está entrando en una zona especialmente delicada.

Desde Transportes indican que, en cualquier caso, la interpretación (o la obediencia) que pueda tener cada usuario es muy subjetiva. De ahí que indiquen que se trata de tramos y señales experimentales que tienen como objetivo comprobar previamente a la incorporación a la nueva normativa la eficacia de las marcas y el grado de percepción y comprensión por parte de los conductores.

Después de este primer tramo instalado en Burgos hace un año, este tipo de señalización se ha ido extendiendo por todas las carreteras del Estado y ya comienzan a verse por la comarca de Pontevedra, lo que indica que los primeros resultados parecen que son satisfactorios.

Compartir el artículo

stats